Reclamaciones Cuando alguna persona física o jurídica que sea consumidor y conforme a los criterios  establecidos estime que sus derechos  derivados de una relación de consumo han sido vulnerados puede formular una reclamación ante la Administración competente.


Las reclamaciones pueden formularse en las Hojas de Reclamaciones de que disponen los Establecimientos, en las que están a disposición en todos los Registros municipales o por cualquier otro medio admitido en derecho.


Es conveniente que se aporten copias de todos los documentos de que disponga y que le sirvan para acreditar lo ocurrido


Para la tramitación de las reclamaciones El Area de Consumo del Ayuntamiento llevará a cabo un intento de solución amistoso denominado mediación aunque, previamente, puede ser necesario desarrollar diligencias de averiguación de determinadas cuestiones derivadas de la reclamación. A menudo para ello se requieren actuaciones por parte de la inspección o la colaboración de otros organismos o entidades.


Si la reclamación no logra un resultado positivo el reclamante  podrá optar por formular una solicitud de arbitraje sin perjuicio de la responsabilidad que se pueda derivar de la posible infracción a la normativa de consumo y que daría lugar a actuaciones inspectoras y/o sancionadoras y sin perjuicio de su derecho de acudir a la vía judicial.