juguetes Los niños de nuestra sociedad disponen en la mayoría de los casos de demasiados juguetes, más de los que necesitan. Debido a la gran variedad existente, es muy importante saber elegir el juguete adecuado para el niño, en función de varios factores, como son la edad, su personalidad y sus gustos, las características del juguete y la capacidad de aprendizaje o formación que les aporte.

Es muy importante meditar bien la compra, procurando que sean juguetes que no induzcan a la violencia o al sexismo y que como valor añadido, permitan compartir nuestro tiempo en el juego de los niños.


Pero el aspecto más importante que debemos tener presente en el juguete es su seguridad. La peligrosidad de los juguetes suele derivarse de las propiedades físicas o mecánicas de los mismos, de las propiedades químicas y de las eléctricas. Por ello es conveniente leer detenidamente el etiquetado, las instrucciones de uso y las indicaciones de seguridad y mantenimiento, ya que éstas nos informan de los posibles riesgos que pueden presentarse en un uso indebido, la forma de evitarlos y la edad mínima de utilización.

                       

Definición


JUGUETE es todo producto concebido o manifiestamente destinado a ser utilizado con fines de juego por niños de edad inferior a 14
años.


No son juguetes:


- Los equipos deportivos y náuticos

- Bicicletas diseñadas para hacer deporte o para desplazarse por la vía pública

- Artículos de coleccionista

- Artículos pirotécnicos

- Juegos de video

- Imitaciones de arma de fuego reales

- Vehículos con motores de combustión



Información que debe acompañar a los juguetes


Los envases y etiquetado de los juguetes y las instrucciones de uso y mantenimiento que los acompañan deberán figurar al menos en castellano, incluyendo los riesgos que pueda entrañar su uso, así como la forma de evitarlos, debiendo contenerlos datos siguientes:

  • Marcado "CE" de forma visible y legible,  colocado sobre el juguete o envase en un tamaño no inferior a 5 mm.

  • Identificación del responsable, fabricante o vendedor de la UE con domicilio completo.

  • Advertencias, indicaciones de uso o manejo e instrucciones de montaje en su caso.

  • Edad mínima de uso, indicando además si procede, la necesidad de uso solamente con la vigilancia de un adulto.



La seguridad


juguetes Los usuarios de juguetes y las terceras personas deben quedar siempre protegidos, en circunstancias de uso normal o razonablemente previsibles de tales juguetes, de cualquier riesgo para la salud y seguridad.


Se trata de riesgos debidos a la concepción, construcción o composición del juguete, o bien que siendo inherentes al uso del juguete, no puedan eliminarse modificando la construcción o composición de éste sin que se altere su función o se prive de sus propiedades esenciales.


Desde la Unión Europea se han marcado las obligaciones legales que deben cumplir los fabricantes de juguetes para evitar riesgos en su uso. Se plasman estas exigencias en el cumplimiento de unos requisitos obligatorios de propiedades físicas y mecánicas, de inflamabilidad, de propiedades químicas, higiene y radioactividad, marcado e instrucciones de uso. Los juguetes que cumplen estos requisitos en la Unión Europea, presentan un marcado con el símbolo CE.


El marcado CE colocado sobre un juguete o su envase significa que el fabricante, su representante autorizado o el primer introductor del producto en el mercado, certifica que el juguete cumple las exigencias esenciales de seguridad contenidas en las normas europeas



Directrices básicas de seguridad

  • Los materiales de los que esté fabricado el juguete no deben producir riesgos para la salud en caso de ingestión, inhalación, contacto con la piel, las mucosas o los ojos.

  • Los juguetes deberán concebirse y fabricarse de forma que se reduzcan al mínimo los riesgos de heridas que puedan ser provocadas por el movimiento de sus partes.

  • Los bordes accesibles, salientes, cuerdas, cables y fijaciones de los juguetes deben diseñarse y construirse de manera que el contacto con ellos no produzca daños corporales.

  • Los juguetes deberán estar pensados y fabricados de tal modo que se satisfagan las condiciones de higiene y limpieza para evitar riesgos de infección, enfermedad y contacto.

  • Los juguetes para niños de menos de 36 meses deben ser lo suficientemente grandes para evitar que el niño lo trague. Cuidado con las piezas pequeñas como ojos o botones y su fijación al juguete.

  • Los juguetes que no sean para niños de menos de 36 meses deben llevar una advertencia que indique que el juguete no es adecuado para ellos.

  • Los juguetes que se puedan llevar a la boca y contengan lengüetas, bolas y otras partes móviles deberán estar hechos de forma que las partes móviles no puedan salir.

  • Los juguetes destinados para ser usados en el agua o para llevar al niño sobre ella deben evitar el riesgo de hundimiento y pérdida de apoyo del niño.

  • Los juguetes que permitan moverse a los niños deberán llevar incorporado algún dispositivo de freno.

  • Los juguetes que lanzan proyectiles han de garantizar que causen el menor daño posible al ser lanzado.

  • Si un juguete produce calor, este no debe producir quemaduras. Deben estar hechos de materiales que:

- No se quemen al quedar expuestos a una llama o chispa u otra fuente potencial de fuego

- Que no sean fácilmente inflamables ( la llama se apague tan pronto como se retiren del foco del fuego)

Sea cual sea la composición química del juguete, ha de haber sido tratado para retrasar los procesos de combustión

  • Los juguetes, que por razón del uso al que se destinan, contengan sustancias o preparados peligrosos, sobre todo los materiales y equipos para experimentos químicos, modelismo, modelado de plástico o cerámica, esmaltado, fotografía u otras actividades similares, no deben contener sustancias o preparados que puedan ser inflamables. Los juguetes no deberán ser explosivos o contener elementos o sustancias que puedan explotar

  • En los juguetes químicos (cajas de experimentos químicos, las cajas de inclusión plástica, los talleres en miniatura de cerámica, esmalte, fotografía y juguetes análogos), se indicará su peligrosidad y las precauciones que se deben tomar para evitar riesgos . También se indicarán los primeros auxilios que deberán administrarse en caso de accidentes graves provocados por el uso de dichos juguetes.

  • La tensión eléctrica de los juguetes no ha de superar los 24 voltios.

  • Las partes de los juguetes en contacto o que puedan entrar en contacto con una fuente de electricidad capaz de provocar una descarga eléctrica, así como cables u otros conductores por los que se lleve la electricidad a tales partes, deberán estar suficientemente aislados y protegidos mecánicamente para evitar riesgo de descarga.



Principales advertencias que deben figurar

  • La indicación "No es conveniente para niños menores de treinta y seis meses" "No es conveniente para niños menores de 3 años" figurará siempre que pueda ser peligroso para niños de esa edad. Esta frase puede ir acompañada o ser sustituida por el símbolo siguiente:                  

juguetes

  • Juguetes con partes pequeñas, que puedan ser ingeridas y/o inhaladas por niños menores de 3 años, deben advertir  que "No es conveniente  para niños menores de 3 años" más la indicación que "Contiene partes pequeñas".

  • Los juguetes náuticos deben indicar  "ATENCIÓN. Utilizar sólo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia".

  • Los juguetes funcionales (aquellos que tengan las mismas funciones que aparatos o instalaciones destinados a adultos y de los cuales constituyen a menudo un modelo a escala reducida), llevarán inscrito en el juguete o en el envase la inscripción "ATENCIÓN. Utilícese bajo vigilancia de adultos". Además se incluirán instrucciones de uso, las precauciones que ha de tomar el usuario, advirtiendo de los riesgos a que se expone en caso de no seguir las recomendaciones. También se indicará que el juguete debe mantenerse fuera del alcance de niños de menos de 36 meses.

  • Los juguetes que contengan preparados o sustancias peligrosas se advertirá que Contiene algunas sustancias químicas clasificadas por peligrosas. Leer las instrucciones antes de la utilización, seguirlas y conservarlas como referencia. Evitar que ninguna sustancia química entre en contacto con cualquier parte del cuerpo, particularmente la boca y los ojos. Mantener a los niños pequeños y a los animales alejados de los experimentos. Guardar el equipo de juegos químicos fuera del alcance de los niños pequeños.

En los juguetes químicos además de lo anterior se avisará "ATENCIÓN. Unicamente para niños mayores de XX años. Utilicese bajo la vigilancia de adultos".

  • Patinetes y monopatines de ruedas para niños deben llevar la inscripción: "ATENCION. Utilícese con equipo de protección".

  • En los cometas y otros juguetes voladores se indicará "ADVERTENCIA, No utilizar en las proximidades de líneas eléctricas o durante una tormenta".

  • En juguetes que emiten sonidos o destinados en estar en contacto con el oído: " ADVERTENCIA. No utilizar cerca del oído, un mal uso puede causar problemas de audición".



Consejos finales

  • Que el niño desee el juguete.

  • Que sea adecuado para la edad y desarrollo del niño. Son convenientes los juguetes que potencien la creatividad y el aprendizaje.

  • Meditar bien la compra y estudiar relación calidad-precio del juguete.

  • Comprobar la posibilidad de sustitución de piezas en caso de pérdida o rotura.

  • Que el juguete contenga instrucciones que se entiendan con facilidad.

  • Deben evitarse juguetes que potencien la violencia y elegir juguetes no sexistas.

  • Que el juguete sea seguro. Compruebe las advertencias de seguridad y la marca CE.

  • Guarde el tiquet de compra para cambios o reclamaciones.