Aprende a separar tus residuos


Aprende a separar tus residuos




LOS RESIDUOS



Aprende a separar tus residuos En la naturaleza es difícil hablar de basuras; una planta muerta o los excrementos de los animales inmediatamente se convierten en alimentos o abono para otros animales y plantas que después serán asimilados por diferentes organismos.

Y así sucesivamente, una vez tras otra. La vida en la naturaleza funciona de una forma sistémica, equilibrada y compleja; todos los organismos están interrelacionados y todo se recicla.


Pero este continuo ciclo de regeneración ha sido perturbado por la acción humana, nosotros somos los responsables de haber introducido sustancias que no son asimilables por la naturaleza, ya que no hay organismos capaces de reciclarlas y convertirlas en vida. Además, en muchos casos estas sustancias pueden resultar nocivas o tóxicas.


El modelo de desarrollo y progreso del mundo industrializado se basa en el continuo y creciente consumo de los recursos limitados del planeta, y en la cada vez mayor devolución de desechos, que al no integrarse de nuevo en el ciclo producción-consumo, generan costes ecológicos, sociales y económicos preocupantes. Nunca la historia de la humanidad ha provocado cambios tan bruscos en tan breve plazo de tiempo.


Resulta imprescindible, por lo tanto, una nueva concepción que reoriente la producción hacia el ahorro de energías fósiles. Una nueva orientación donde el residuo o desecho del producto fabricado tenga la misma consideración que la materia prima para su reutilización en el proceso productivo.


La gestión de los residuos urbanos se ha convertido en uno de los problemas medioambientales más graves y difíciles de resolver en los hábitos de cualquier concentración urbana.


Esto se debe fundamentalmente al gran crecimiento, especialmente en volumen, de los residuos generados, a la subida del transporte y de la mano de obra y a la escasa disponibilidad de espacios adecuados para el vertido de residuos.


Se pueden señalar algunos factores que han incrementado de forma alarmante el problema de los residuos:


- El rápido crecimiento demográfico, sobre todo el experimentado en las grandes áreas urbanas.
- El cambio producido en las pautas tradicionales de consumo: uso cada vez más generalizado de envases sin retorno, fabricados con materiales no degradables, aumento del sobreempaquetado de productos.
- Utilización de materiales de rápido envejecimiento.
- Por último, el hecho de "usar y tirar" resulta muy costoso, ya que fabricarlos envases de los productos requiere el empleo de materias primas que son muy escasas.


Con esta perspectiva es lógico que todos Ayuntamientos nos preocupemos por lo que a la larga podría producir un problema serio.

El objetivo está claro, hay que reducir el número total de toneladas que van a parar al vertedero; primero porque los actuales están, en la mayor parte de las zonas, al límite de su capacidad; segundo por el encarecimiento de las tasas de vertido y tercero por la oposición social a la apertura de nuevos vertederos.


La ley estatal 10/1998 de 21 de abril entiende por residuo "cualquier sustancia y objeto del cual su poseedor se desprenda o del que tenga intención y obligación de desprenderse". Se considera residuo urbano el resultante del consumo ordinario en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, así como los productos como consecuencias de actividades y situaciones que por su naturaleza o composición no sean peligrosos, como desechos sanitarios, basuras de limpieza viaria, de zonas verdes o recreativas, muebles, enseres y vehículos abandonados y obras menores de construcción y reparación domiciliaría.


La eliminación de los cada día más abundantes desechos, plantea problemas más que complejos. Encontrar soluciones adecuadas condiciona la limpieza de las ciudades, la higiene y la protección del medio ambiente.
Dependen estas soluciones, evidentemente de las autoridades locales. Pero todos tenemos nuestra parte de responsabilidad y en nuestras manos estará la clave para dar una respuesta.



CONTAMINACIÓN DE LOS RESIDUOS


Las consecuencias ecológicas de la exagerada cantidad de residuos emitidos a la atmósfera, agua y suelo, y la peligrosidad de algunos de ellos, no son sólo el agotamiento o disminución de la disponibilidad de los recursos naturales, sino también las alteraciones del propio funcionamiento de la biosfera y la creciente incapacidad de la misma para acogerlos. Además hay una serie de problemas que podríamos denominar directos, causados por una gestión incorrecta:

- La presencia de residuos abandonados en nuestro entorno producen, además una sensación de abandono y suciedad.
- Los depósitos incontrolados de residuos urbanos, debido a su gran contenido de materia orgánica, producen al fermentar olores muy molestos.
- Los residuos fermentables son fácilmente autoinflamables y su descarga sin precaución, puede provocar incendios. Además estos incendios provocan contaminación atmosférica.
- Un vertido de residuos realizado sin ningún tipo de control, presenta un grave riesgo de contaminación de las aguas tanto superficiales como subterráneas, con el consiguiente peligro para la salud si son utilizadas para el abastecimiento de agua potable a la población.
- Los residuos orgánicos favorecen la existencia de gran cantidad de roedores e insectos que son portadores de enfermedades y algunas contaminaciones bacterianas.



LA MEJOR MANERA DE CONTRIBUIR PARA REDUCIR LOS RESIDUOS: REALIZAR UN CONSUMO RESPONSABLE


Ésta es la mejor manera de contribuir a la mejora del medio ambiente, pues evita desperdiciar materias primas, agua y energía y al mismo tiempo reducir el impacto que los residuos producen sobre nuestro entorno y nuestra salud.
 
Para ello:


- Adquiere solamente los productos que necesites y en las cantidades que vayas a usar.
- Evita los productos de "usar y tirar" como servilletas y pañuelos de papel, vasos, platos y cubiertos de plástico, etc. Compra productos frescos y de temporada evitando las bandejas y plásticos envasadores. Utiliza productos reciclados o con envases reciclables.
- Adquiere los productos en envases familiares. Ahorran recursos y energía en su fabricación (1 litro envasado en 1 botella grande necesita menos materiales, agua y energía en su fabricación que 1 litro en 3 envases pequeños)
- Adquiere productos concentrados: es más fácil transportarlos, ahorran recursos en su fabricación, son más económicos y ocupan menos espacio que facilita su separación.
- Utiliza el carro o bolsas de tela en la compra. Ahorrarás materias primas y evitarás la contaminación asociada a la producción del plástico. Puedes también reutilizar las bolsas de plástico al hacer la compra, para separar los residuos o como bolsa de basura.
- Utiliza maquinillas de afeitar de hoja recambiable. Las desechables son de plástico, de producción contaminante y suponen un alto volumen de residuos en el mundo. Utilizando hojas recambiables ahorrarás energía, agua y reducirás la producción de residuos. Combínalas con jabón en lugar de espuma de afeitar (en sprays) y cierra los grifos mientras te afeitas.



Aprende a separar tus residuos


            


POR QUÉ ES IMPORTANTE RECICLAR



LA MATERIA ORGÁNICA
  

materia organica

materia organica



Restos de comida, de jardín y materiales biodegradables, como los pañuelos de papel o el algodón, deben depositarse en el cubo de basura de forma que después esta materia orgánica pueda ser empleada en la fabricación de compost empleado como fertilizante agrícola.




EL PAPEL Y EL CARTÓN
    


papel carton

papel carton



Usamos en España 4 millones de toneladas de papel y cartón, que equivalen a la tala de un gran número de árboles. La producción y el blanqueo del papel es muy contaminante y consume grandes cantidades de materias primas, energía y agua.


Reciclando se ahorra por tonelada, la tala de 14 árboles de 20 años (de 1 tonelada de papel reciclado se obtienen 750 kg. mientras que de 1 tonelada de madera verde, tan sólo 200 kg.), un 63 % de la energía necesaria y un 86% del agua. Además ahorraríamos varios millones de euros.

No derroches el papel, úsalo siempre por las dos caras o como papel de borrador.

Emplea papel reciclado para escribir y reutiliza las cajas de cartón.

Utiliza una bolsa de papel o caja de cartón para acumular periódicos viejos, propaganda, papel usado y el cartón doblado.

Usa siempre los contenedores específicos (soterrados-azul) para depositar el papel y el cartón. Recuerda siempre introducirlo dentro, si queda fuera no podrá ser reciclado. No lo deposites en el contenedor dentro de bolsas de plástico.


      

EL VIDRIO
         


vidrio

vidrio


Reciclando 1 kilo de vidrio se ahorra el 100% de las materias primas necesarias, un 26% de la energía y un 56% del agua, evitándose un 20% de contaminación atmosférica.


Separa en casa las botellas, los botes y los tarros que sean de vidrio, llévalos a los contenedores específicos del vidrio (soterrados verde o iglús) que hay en la calle para que puedan ser reciclados (recuerda introducirlos y quitarles tapones y partes metálicas. NUNCA INTRODUCIRLOS CON LAS BOLSAS).

No deposites en estos contenedores ni bombillas ni lunas de coche, ni cristal de vajillas o de ventanas, debes hacerlo en el Punto Limpio.


  

LOS ENVASES
     


envases

envases

Los envases (latas, bricks, botes, botellas de plástico, etc) pueden ser reciclados para recuperar los materiales que aun contienen (plásticos, hierro, aluminio) de forma que puedan volver a utilizarse en la fabricación de nuevos envases u otros productos (muebles de oficina, bancos, papeleras) ahorrándose en materias primas, energía y agua. El reciclaje de estos productos ayuda a mejorar el medio ambiente pero requiere de la adecuada separación de los residuos por parte de todos.


Asegúrate que los envases están completamente vacíos.

Aplástalos antes para reducir su volumen.

Recuerda introducir la bolsa dentro del contenedor amarillo (o soterrado-amarillo), de otro modo, no será recogida para su reciclaje.


  

LOS MUEBLES Y ENSERES
  
 

muebles

recogida de muebles y enseres

Los muebles y enseres desechados deben ser depositados en el Punto Limpio   y en aquellos casos en los que no se disponga de los medios adecuados para su desplazamiento se dispone de un servicio de recogida municipal de enseres , por lo que se debe proceder de la siguiente manera:

 

Primero:llamar a los teléfonos que aparecen en la imagen:


 

  normas deposito residuos



Segundo: se deben dejar en el punto de recogida que se les indicará y nunca apoyar estos residuos en los contenedores.

Tercero: el horario de depósito de enseres en la vía pública es: de 20.00h a 23.00h.

Son residuos a los que aún puede dárseles utilidad, bien porque se les de otra oportunidad de uso o por el reciclaje de sus componentes (maderas, metales, etc)


  

EL ACEITE VEGETAL (DE COCINA)
  

aceite

aceite


El aceite de cocina puede convertirse en combustible para motores (biodiesel) mediante su reciclado. Es uno de los residuos más contaminantes.
No lo malgastes y utilízalo las veces que te sea posible.
Ve almacenándolo en una botella y cuando la tengas llena llévala al Punto Limpio.
Puedes incluso fabricar jabón natural con él en lugar de tirarlo.
 


 

LOS ESCOMBROS DE OBRA MENOR    

escombros

escombros



Los escombros de obras y reparaciones domésticas debes depositarlos en el Punto Limpio (hasta un máximo de 50 Kg por entrega y día), nunca en otro sitio. 


 


LA ROPA Y TEXTILES     


ropa  

  ropa


Aquella ropa que esté en buen estado puedes donarla o depositarla en el Punto Limpio.
Los textiles en mal estado puedes reutilizarlos como trapos o depositarlos en el cubo de basura.
Los textiles de mayor tamaño como alfombras, cortinas o toallas, los debes llevar al Punto Limpio.



LOS PRODUCTOS DE ASEO PERSONAL Y COSMÉTICOS  

cosmeticos

cosmeticos


Elige presentaciones en barra o pulverizadores manuales, descarta los sprays.
Para el pelo utiliza champús suaves basados en hierbas o jabones neutros. No uses anticaspas a partir de sulfuro de selenio, es muy contaminante.
No compres jabón líquido sino en pastilla que es más económico.
Para la limpieza de los dientes usa gel basado en plantas medicinales o, aun mejor, perborato dental.



 

Aprende a separar tus residuos
 
           

EL RECICLADO



Aprende a separar tus residuos Los Envases una vez recogidos se llevan a las plantas de selección donde se separan los diferentes materiales.


En una cinta transportadora se abren las bolsas y se separa el papel transparente, los envases férricos y los envases metálicos no férricos mediante potentes electroimanes.
Se compacta cada material seleccionado, polipropileno, metales, bricks, PVC, etc., y se embala para almacenarlo y distribuirlo a las empresas recicladoras que volverán a utilizar estos residuos como materia prima para fabricar nuevos envases.


El Vidrio recogido se traslada a las plantas de tratamiento, donde se hace un análisis para conocer el grado de limpieza necesario. Los detectores automatizados controlados por ordenador llevan a cabo la depuración definitiva. Después el vidrio ya está listo para crear nuevos envases.
Con el vidrio reciclado se vuelven a hacer botellas, botes, vasos, etc., idénticos a los de vidrio elaborado con materias vírgenes.


El Papel y el Cartón se transporta a las plantas de reciclaje, se separan los diferentes tipos de papel y se convierten en grandes balas de papel triturado.

Las balas se ponen en remojo para obtener pasta de papel, que se cuela para filtrar los materiales férricos. El agua utilizada se depura para devolverla a los ríos. La pasta resultante se seca, se plancha y se envuelve en bobinas. Ya tenemos el papel reciclado nuevo que se distribuye a las fábricas papeleras.


El papel reciclado se utiliza para hacer nuevas cajas, papel de embalaje y sacos para la construcción. También se fabrican objetos de papelería y se usa para la impresión de revistas, diarios y libros. Incluso se convierte en papel higiénico.