AyuntamientoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En 1971 se aprobó la demolición del antiguo ayuntamiento. En 1974 se aprobó el presupuesto y la nueva casa consistorial fue inaugurada finalmente en 1976. Es un edificio moderno rematado en ladrillo visto, de  estilo contemporáneo pero tratando de recordar, mediante pilares que sostienen unos soportales, el aspecto tradicional de las casas consistoriales castellanas. , con cinco plantas y un soportal en la inferior, y que ocuparía el solar de los anteriores.


Durante el primer cuarto del siglo XIX la casa consistorial debió de conservar la misma estructura y aspecto que tenía desde el siglo XVI: un edificio de dos plantas, con soportales sostenidos por pies derechos de madera a la entrada, y un corredor en el piso principal con vistas a la plaza pública. El edificio que albergaba la cárcel y la carnicería-matadero –que estaba unido al del Ayuntamiento- debía de ser de una sola planta, y estaba separado del anterior por la callejuela de las Vacas, hoy calle de Malasaña, que parte de la Plaza de la Cultura.

El reloj que estuvo colocado en la torreta del ayuntamiento se conserva en el Centro Cultural Villa de Móstoles.


Los hermanos Algora, reputados artesanos ceramistas mostoleños, realizaron varias grandes murales en cerámica para decorar el edificio: un reloj, una reproducción del escudo municipal y un mural alusivo a los hechos del Dos de Mayo de 1808, con la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción  y Andrés Torrejón representados en él, y que se colocarían en la fachada principal y en la lateral, junto a la esquina de la plaza de España con la calle Antonio Hernández.


Suyo es también el mural pintado al fresco, que se conserva en la primera planta del Ayuntamiento, alegoría del potencial de la ciudad en base al esfuerzo de sus vecinos trabajando en las diferentes ramas de la producción, realizado también  en 1977.