Ermita de Nuestra Señora de los SantosImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto La Ermita de Nuestra Señora de los Santos se construyó a principios del siglo XVII, aunque la imagen va existía desde bastantes años antes, según la tradición, y estuvo colocada durante algún tiempo en el mismo lugar donde después se levantó el edificio.

En 1602 empezó la construcción de la ermita en el solar de una casa que era propiedad de Dª Constanza de Rojas, madre del Beato Simón de Rojas, y quedó terminada tres años más tarde.

La devoción de los mostoleños por su patrona a ser tanta, que hicieron numerosas donaciones y costearon la edificación de su ermita y las diferentes reparaciones y reformas que rehicieron después.

En 1618 se hizo un cuarto y una capilla nueva y para pagar el importe de la obra fue necesario vender una tierra en Cerro Prieto, que era propiedad de la ermita.

En 1680 se construyó la capilla principal por los maestros de albañilería, José Carrasco, de Móstoles y Cristóbal Rodríguez, de El Escorial, y supuso la obra un gasto total de 34.500 reales. El templo fue construido en estilo jesuítico, austero en el exterior, con ciertas características herrerianas y esbozos del barroco y el retablo es churrigueresco.