Noria-Templete del Parque Cuartel HuertaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Aparece ya construido en el primer mapa de Móstoles, de 1858. Su estilo funcional es difícil de datar, pero algunos elementos, como la veleta de hierro forjado, corresponden a los siglos XVII o XVIII.


El templete se construyó para cobijar una noria de sangre, con un borriquillo, que sirviera para sacaragua, que almacenada en una alberca, servía para regar la huerta anexa.


Este elemento, de ladrillo macizo, tiene forma hexagonal, y se asienta sobre una base o primer cuerpo también de ladrillo, con unas escaleras que dan al lado sur. Sobre él se levantan seis machones macizos, con grandes vanos unidos por una reja, que sujetan una cubierta de teja árabe.


En la actualidad no tiene ningún uso, pues es un simple elemento descorativo ubicado en el lateral del Parque Cuartel-Huerta que da a la calle Mariblanca. La leyenda dice que dicha noria pertenecía a una antigua casona donde el rey Fernando VI se alojaba cuando estaba de paso por Móstoles.