Fecha de publicación: 7/10/2014 0:00

“Este monumento de 3,5 metros de altura y 7.500 Kg de peso conmemora la importancia de Móstoles como centro de comunicaciones desde la antigüedad. Nuestra ciudad está situada estratégicamente en una encrucijada de comunicaciones, con una completa red de transportes de mercancías y personas”, ha explicado Ortiz.


Desde época romana nuestra ciudad ha sido cruce de todas las vías del centro de la península”, ha añadido Ortiz. El Itinerario de Antonino, documento antiguo que recoge las vías romanas, ya hace referencia a las calzadas que pasaban por Móstoles. Y, en el siglo XVI, en contestaciones a las relaciones de Felipe II, los sabios mostoleños Francisco Negrete, Pedro de Nieva y Francisco de Prado remarcaban el papel de gran centro de comunicaciones que seguía teniendo nuestra villa.


Al borde de estas calzadas se colocaba un poste de piedra o miliario que informaba al viajero de las millas que le quedaban para llegar a su destino.


Según el Alcalde, el Miliario “es otro elemento que recuperamos de nuestro pasado, para poner en valor la ciudad, su Historia y su promoción turística”.


Este monumento ha sido realizado sin coste para el Ayuntamiento de Móstoles a través de las mejoras obtenidas del contrato para la ejecución de obras en vía pública y edificios municipales.






El Alcalde, Daniel Ortiz, acompañado de la Concejal de Educación, Cultura y Promoción Turística, Mirina Cortés y el Concejal de Infraestructuras y Mantenimiento, David Sánchez del Rey, ha inaugurado un monolito en forma de miliario instalado en la Plaza de Cuatro Caminos.


“Este monumento de 3,5 metros de altura y 7.500 Kg de peso conmemora la importancia de Móstoles como centro de comunicaciones desde época antigua. Nuestra ciudad está situada estratégicamente en una encrucijada de comunicaciones, con una completa red de transportes de mercancías y personas”, ha explicado Ortiz.


En un panel informativo, que también se ha colocado en la plaza para que vecinos y visitantes pueden consultarlo, se explica el papel de nuestra ciudad como centro de comunicaciones antiguo. De hecho, la Plaza Cuatro Caminos adquirió ese nombre porque en época moderna se cruzaban allí las rutas de Toledo a Segovia y de Madrid a Extremadura.


“Desde época romana nuestra ciudad ha sido cruce de todas las vías del centro de la península”, ha añadido Ortiz. El Itinerario de Antonino, documento antiguo que recoge las vías romanas, ya hace referencia a las calzadas que pasaban por Móstoles. Y, en el siglo XVI, en contestaciones a las relaciones de Felipe II, los sabios mostoleños Francisco Negrete, Pedro de Nieva y Francisco de Prado remarcaban el papel de gran centro de comunicaciones que seguía teniendo Móstoles.


Según el Alcalde, el Miliario “es otro elemento que recuperamos de nuestro pasado para poner en valor a la ciudad, su Historia y su promoción turística”.


Al borde de estas calzadas se colocaban unos postes de piedra o miliarios, que informaban al viajero de las millas que le quedaban para llegar a su destino.


En este caso, la inscripción tallada y pintada en rojo en el miliario dice:


ANNO DOMINI MMXIIII, MMDCCLXVII AB VRBE CONDITA. SEGOVIAM M.P. LIII. COMPLVTVM M.P. XXX. SEGOBRIGAM M.P. LXXX. VICVM CVMINARIVM M.P. XVIII. TOLETVM M.P. XXXIIII. AVILAM M.P. LXIIII

(A Segovia, 13 millas; a Complútum, 30 millas; a Segóbriga, 80 millas; a Vico Cuminario, 18 millas; a Toledo, 34 millas; a Ávila, 64 millas).


En su escritura se ha respetado la forma original en la que los romanos expresaban el número cuatro en las inscripciones oficiales: IIII en vez de la forma moderna IV.


Este monumento ha sido realizado sin coste para el Ayuntamiento de Móstoles a través de las mejoras obtenidas del contrato para la ejecución de obras en vía pública y edificios municipales.





Más información en:





Sonido MP3  Audio - Mirina Cortés (Concejal de Educación, Cultura y Promoción Turística) Sobre Miliario Romano (1.2 MB)