Fecha de publicación:6/06/2017 0:00

  • Se trata de una de las películas más míticas de la cinematografía, dirigida por Stanley Donen y protagonizada por una de las parejas estrellas de Hollywood, Cary Grant y Audrey Hepburn.

  • Esta propuesta de ocio se desarrolla en los centros socioculturales El Soto Y Norte Universidad, a las 18 horas y 12 horas, respectivamente.


Foto CharadaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Concejalía de Cultura y Bienestar Social ofrecerá el próximo fin de semana, en el marco del ciclo de cine clásico del programa "Proyecta", un clásico de la historia del séptimo arte, "Charada".

Se trata de una de las películas más míticas de la cinematografía, dirigida por Stanley Donen y protagonizada por una de las parejas estrellas de Hollywood, Cary Grant y Audrey Hepburn.

Esta propuesta de ocio se desarrolla los sábados, a las 18 horas, en el Centro Sociocultural El Soto, y los domingos, a las 12 horas, en el Centro Norte-Universidad.

Las entradas son gratuitas hasta completar el aforo y se pueden recoger en el propio centro media hora antes del comienzo de cada sesión.

Charada

10 de junio - 18.00 horas en el C.S.C. El Soto

11 de junio – 12.00 horas en el C.S.C. Norte-Universidad


Título original: Charade

Director: Stanley Donen

Intérpretes: Cary Grant, Audrey Hepburn, Walter Mathau, James Coburn, George Kennedy, Ned Glass, Jacques Marin,

Paul Bonifas, Thomas Chelimsky, Mel Ferrer

País: Estados Unidos

Año: 1963. Duración: 113 min.


Tras pasar unas vacaciones en una estación de esquí donde ha conocido a Peter Joshua (Cary Grant), Reggie Lampert (Audrey Hepburn) va a pedir el divorcio a su marido. Pero cuando llega a París descubre que éste ha sido asesinado y su apartamento está vacío. En la embajada americana le informan de que su marido, junto a otros cómplices, habían robado un cuarto de millón de dólares al gobierno de los Estados Unidos. El dinero ha desaparecido y todos creen que lo tiene Reggie. Peter le ofrece su ayuda pero, a medida que los cadáveres aumentan, para Reggie cada vez es más difícil saber en quién puede confiar