Fecha de publicación: 22/12/2014 0:00

 

El CD Móstoles URJC goleó ante el Pinto, en la última cita del 2014 en El Soto. Triunfo que mete a los de Michel en puesto de play off de ascenso a Segunda ‘B’, y que supone la guinda a un año extraordinario.

 

El encuentro comenzaba con la dedicatoria para el capitán azulón, Galeano, presente en la grada, cuyos compañeros portaban una camiseta para desear una pronta recuperación al central, que se restablece de la fractura de pómulo, sufrida hacía hoy dos semanas. La gélida madrugada dejaba  una esplendida mañana de fútbol, en la que el Móstoles iba a dar la enésima alegría del año a su afición.

 

Comenzaba el choque con igualdad, ambos contrincantes se tanteaban. El Móstoles luchaba por adueñarse del esférico, el Pinto, buscaba velocidad al contragolpe. En el respeto inicial, el Pinto pisó área con mayor facilidad, pero sin peligro, respondiendo la defensa azulona con seguridad. Según pasaban los minutos el Móstoles se fue haciendo con el control del partido.

 

El primero en avisar era Corrales, muy activo hoy en el ataque azulón, con un disparo cruzado, que se marchaba desviado. Era la primera declaración de intenciones. Raúl Corrales, de nuevo, acto seguido iba a rematar contra la portería rival, confirmando el dominio azulón, aunque esta vez el remate se iba rozando la base del poste derecho de la portería de Álex Caballero. El equipo local continuó cercando la portería pinteña, hasta que llegaba la más clara hasta el momento, con un obús de Nachete que finalizaba de forma soberbia una buena combinación de los de casa, que iniciaba Aguilar, que jugaba con Aldea que armaba un buen centro, para la llegada del capitán azulón, cuyo remate se estrellaba violentamente contra la cruceta del arco rojinegro.

 

Los de El Soto hacían meritos para adelantarse en el marcador, pero no fue hasta la primera media hora de partido, cuando Aguilar movía el luminoso. Recibía un balón tras la recuperación de Peño en el trabajo de presión y ponía el disparo donde el portero nunca llega, cruzado a la base del palo largo, donde duele, haciendo inútil la estirada de Álex Caballero.

 

El Móstoles conseguía el premio a la superioridad  y las ganas y el gol no hizo más que difuminar aun más al Pinto. Los visitantes tuvieron la única clara ocasión del primer tiempo, con un cabezazo en plancha de Yelos, que tuvo que sacar Catena, estando a punto de suponer el empate, pero la defensa azulona estuvo muy solida durante todo el choque. El Móstoles continúo insistiendo, y el fruto de la vehemencia fue aumentar la ventaja. De nuevo Peño, incansable en encimar al rival, recuperaba un balón en área visitante, dejaba con el tacón, en un gesto de calidad, el balón franco para Corrales, que no dudaba y fusilaba al portero, llevando el 2-0 al marcado. El segundo llegaba al filo del descanso, intermedio que el Pinto pedía a gritos.

 

En la reanudación los rojinegros trataron de reaccionar, pero el Móstoles no le dio opción. Álvaro García movió el banquillo, con dos cambios, para tratar de revertir la situación, y el Pinto trató de estirar sus líneas, pero nunca se metió en la disputa del partido. Incluso llegaron a recortar distancias, con un gol de Ismael, tras una jugada poco ortodoxa en el área azulona, pero el 2-1 fue un espejismo.

 

Los de Móstoles reaccionaron al tanto rival, atacando en tromba. No quería dejar escapar el Móstoles tres puntos importantes y se fue a por el partido. Al poco del gol visitante, Aldea pegaba una falta que obligaba a emplearse a fondo al meta pinteño. El balón iba a saque de esquina, que el propio extremo iba a botar, para que Catena, en la segunda jugada, rematase a la red para poner el 3-1.

 

De nuevo con la tranquilidad del resultado, el Móstoles continuó imponiendo su ley, y llegó el cuarto, que ponía la puntilla al Pinto. Buen balón desde la derecha de Aldea, Aguilar la baja con calidad y cruza el cuero ante la media salida del meta, que a pesar de la goleada fue el más destacado de su equipo. Y es que Caballero evitó una goleada mayor con intervenciones de mérito, porque el Móstoles siguió gozando de ocasiones clarísimas. La más relevante una jugada de Víctor González, que recuperaba en campo rival, y cedía al espacio para Cristian Mora, que se llenaba de balón, para la ventaja del meta visitante, que desbarataba la acción.

 

Con el 4-1 el Móstoles bajó el ritmo del partido, conforme a sus intereses. Y el Pinto no se negó a ello, entregado a la superioridad azulona, hasta que el árbitro decretó el final de la contienda, en una recta final que no tuvo mayor historia que el disfrute de la grada de El Soto, que lucía con una buena entrada.

 

En definitiva exhibición mostoleña, con la que los azulones arrollaron al Pinto, para sumar tres puntos para colocarse en posiciones de play off de ascenso a Segunda ‘B’ y culminar un año excepcional.

 

La Tercera madrileña se va de vacaciones navideñas, pero en la primera semana de 2015 vuelve a la carga, con un partidazo, que supondrá la visita del Móstoles al Cerro del Espino, para medirse al Rayo Majadahonda, el que fuera líder del grupo  hasta hace pocas semanas, en lo que será sin duda un choque apasionante para que ambos a todo.