Fecha de publicación:11/06/2015 0:00



Mirina Cortés, concejal en funciones de Educación, Cultura y Promoción Turística, asistió esta mañana al acto, promovido por el consistorio, de colocación de una placa en el Hotel Ciudad de Móstoles (ctra. Móstoles-Villaviciosa de Odón, Km 0,200) para que los clientes del Hotel conozcan el pasado de nuestra ciudad y en la que uno de sus caminos más importantes fue el Camino Real de Guadalupe. En la placa conmemorativa se puede leer la siguiente inscripción: Móstoles, encrucijada de caminos, morada y senda de Reyes, de viajeros ilustres: Isabel y Fernando, Carlos V, Felipe II, Felipe III..


La importancia histórica del Camino Real de Guadalupe ha llevado a la recuperación del tramo urbano de nuestra ciudad y la relación histórica con los diferentes monumentos existentes y su reflejo en los actuales. Móstoles es una ciudad que nace y se desarrolla en un cruce de caminos y la ruta del Camino Real de Guadalupe es un homenaje al devenir histórico, cultural y económico que durante diferentes periodos generó el encuentro de peregrinos, comerciantes, militares, tendencias.... lo que ha convertido a nuestra ciudad en un punto de encuentro y motor económico y social de la zona sur de Madrid.


Historia del Camino Real de Guadalupe

La ruta de peregrinación al Monasterio de Guadalupe, una de las rutas más frecuentadas durante la Baja Edad Media, fue inicialmente utilizada como vía de comunicación por los romanos y más tarde por los árabes.


Resulta indiscutible la importancia de Guadalupe como centro de peregrinación durante los siglos XIV a XVI sobre todo a partir de la conquista de Sevilla que desplazó a la corte castellana hacia el sur, quedando Santiago muy lejos para las frecuentes peregrinaciones en demanda de gracias e indulgencias. A esto hay que unir la cercanía de Guadalupe a Toledo, auténtico centro espiritual del reino y sede del Arzobispado de España, en cuya jurisdicción eclesial se asentaba, y así continúa siendo en la actualidad, el monasterio de Guadalupe.


Tras el descubrimiento de la talla enterrada de la Virgen Morena, a finales del S. XIII o principios del XIV se construyó la ermita primigenia, y Alfonso XI y su hijo Pedro I favorecieron después la construcción de un Santuario para peregrinaciones pero serían los Reyes Católicos los que consolidaran este camino.


La designación como Camino Real se consigue durante el reinado de los Austrias por haber sido protegido y utilizado por sus diferentes monarcas. Fue una vía de primer orden en las comunicaciones de los distintos reinos españoles, con notable importancia estratégica y económica.


Pero no sólo los miembros de las casas reales llegaron en peregrinaje hasta Guadalupe, sino que también lo harían personalidades como Santa Teresa de Jesús, Cristóbal Colón o Miguel de Cervantes.


Así fue hasta el S. XVII, pero tras la escisión de Portugal, y ya con la dinastía de los Borbones al frente de la corona, vuelve a ser Santiago de Compostela el centro de atención de reyes y peregrinos.


más información:

www.mostoles.es

facebook.com/ayuntamientomostoles

flickr.com/people/ayuntamientomostoles

youtube.com/user/ayuntamientomostoles

Twitter: @aytomostoles