Fecha de publicación:24/04/2015 0:00

Una forma más de promocionar el turismo en nuestra ciudad con unas rutas históricas y culturales que nos devuelven al Móstoles del siglo XVI, rememorando la parada de Carlos V en nuestra ciudad.


Así, para conmemorar este momento histórico que enriquece el pasado de nuestra ciudad, se ha diseñado una nueva ruta teatralizada, con mucho ritmo e humor, que muestra, a través de diferentes escenas, cómo era el Móstoles del siglo XVI, cómo vivían, la situación política y económica.







La Concejal de Educación, Cultura y Promoción Turística, Mirina Cortés y el Concejal Festejos y Promoción Turística, Eduardo de Santiago, han acudido a la Ruta Nocturna de Carlos V teatralizada, que ha tenido lugar con motivo del Día de Castilla y León.


Una forma más de promocionar el turismo en nuestra ciudad con unas rutas históricas y culturales que nos devuelven al Móstoles del siglo XVI, rememorando la parada de Carlos V a nuestra ciudad.


El 5 de abril de 1525, según documenta en el libro "Estancias y viajes del Emperador Carlos V desde el día de su nacimiento hasta su muerte", de Manuel de Foranda y Aguilera, el monarca se detuvo para comer en Móstoles antes de proseguir su ruta, atravesando el Camino Real de Guadalupe, una vía indiscutible de peregrinación durante los siglos XIV a XVI que alcanzó la designación de Camino Real durante el reinado de los Austrias por haber sido utilizado por sus diferentes monarcas.


Así, para conmemorar este momento histórico que enriquece el pasado de nuestra ciudad, se ha diseñado una nueva ruta teatralizada, con mucho ritmo e humor, que muestra, a través de diferentes escenas, cómo era el Móstoles del siglo XVI, cómo vivían, la situación política y económica. El visitante se ha acercado, a través de esta visita temática, a una época con nombres propios que fueron protagonistas del momento como el Conde de Puñoenrostro, D. Alonso de Rojas.


Un paseo por la máquina del tiempo para conocer a su majestad Carlos I de España y V de Alemania, el gran viajante de la época. Así, los asistentes han presenciado la comida de Carlos V en la casa del Conde de Puñoenrostro, una excusa para poder ver de forma amena y atractiva el Móstoles de 1525. Además, también han visitado una de las frecuentes peleas de espadas y bailes como la Pavana.


Día de Castilla y León


El 23 de abril de 1521, en la localidad de Villalar, tuvo lugar el episodio decisivo de la Guerra de las Comunidades de Castilla en la que se enfrentaron las fuerzas imperiales de Carlos I y las de la Junta Comunera, capitaneadas por Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado.


La batalla fue ganada por las fuerzas imperiales, poniendo fin a la Guerra de las Comunidades en el norte de Castilla, donde fueron decapitados el 24 de abril los tres capitanes comuneros. En recuerdo a la batalla de Villalar se ha elegido el 23 de abril para celebrar el Día de Castilla y León.


Más información en: