Fecha de publicación:6/02/2017 0:00

  • A cargo de la compañía Orozú Teatro, vinculado al movimiento teatral de la ONCE,

  • La venta de localidades para las 8 propuestas se inicia mañana, 7 de febrero, a partir de las 11.00 h. a un precio único de 3 €.

La Concejalía de Cultura y Bienestar Social presenta, el sábado 11 de febrero a las 19.30 horas, en el Teatro Villa de Móstoles la primera obra de la Programación A Escena Aficionado: En Black, vivir en negro, de Belén Pérez Daza, a cargo del grupo Orozú Teatro, de Cádiz. La dirección artística es de Andrés Alcántara, la dirección ejecutiva de Belén Pérez, y los intérpretes son Josema Gómez, Beluki Daza, Ceferino Jorge, Paco Olmedo Nani Flores y Benjamín Colomer.


La programación A Escena Aficionado tiene por objetivo apoyar y promocionar a grupos de aficionados de Móstoles como procedentes de otras comunidades, además de facilitar que el público disfrute de una cuidada selección de los trabajos más interesantes pertenecientes a estos grupos.


En esta temporada la programación se ha dividido en dos bloques, con ocho obras en total. El primer bloque, que se presenta del 11 de febrero al 1 de abril, está compuesto por cuatro propuestas pertenecientes a grupos de diferentes comunidades de España. El segundo bloque está compuesto por otras cuatro propuestas pertenecientes a grupos de teatro aficionado ubicados en la ciudad.


Un texto jocoso y provocador

La propuesta "En black, vivir en negro", un disparate cómico-surrealista, se basa en una historia real sucedida hace mucho tiempo en Cádiz. El montaje utiliza recursos tales como canciones, coreografías, efectos especiales y escenografía, dirigidos a hacer reír al espectador, al tiempo que lo enfrenta con la crueldad de la realidad social. Es un texto jocoso y provocador al mismo tiempo, con sorpresas teatrales que introducen al público en la trama y hace que el respetable se lleve «tarea a casa».

Orozú Teatronace a finales de 1993 amparado por el Movimiento Teatral ONCE. Movimiento de gran tradición y experiencia que contaba en aquellos entonces con más de 20 compañías estables y otros tantos talleres a nivel nacional. El grupo alcanza, en pocos años, la estabilidad dentro de los circuitos ONCE y pronto salta a otros circuitos, de salas y programadores, mezclándose y compitiendo con grupos de toda la geografía española. Actualmente está integrado en la Asociación A.A.CU.C (Asociación Andaluza Cultural de Ciegos).