Fecha de publicación:18/09/2016 0:00

foto principalImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Asociación Afinsyfacro ha celebrado esta mañana, en colaboración con el Ayuntamiento de Móstoles, la V Carrera por la investigación en Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónico (SFC). El evento ha tenido lugar en el parque natural de El Soto, al que han acudido más de 500 personas tanto a participar en la carrera como a colaborar en la organización y en la donación, pues todo lo recaudado con el dorsal-que ha tenido un módico precio de 10 euros- será destinado íntegramente a uno de los proyectos de investigación sobre la enfermedad de la Fibromialgia, en concreto a `Factores Genéticos en Fibromialgia´ de la Universidad Rey Juan Carlos.


A este encuentro que aúna solidaridad y deporte ha asistido el alcalde de Móstoles, David Lucas, quien ha dado el pistoletazo de salida a la carrera y se ha encargado de entregar los premios a los más rápidos de las distintas categorías que han participado, desde "chupetines" a alevines, pasando por los infantiles, cadetes y adultos. Junto al primer edil han asistido la concejala de Empleo, Desarrollo Económico y Nuevas Tecnologías, Jessica Antolín, el concejal de Urbanismo y Vivienda, Eduardo Gutiérrez, el concejal de Deportes, Agustín Martín, y el concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria, Miguel Ángel Ortega.


Por parte de la asociación Afinsyfacro han acudido la presidenta y vicepresidenta, Paulina Jiménez y Manoli Jiménez, la tesorera, Sara Medrano, y la vocal, Elena García, así como otras personas colaboradoras en la asociación.


Desde su nacimiento, Afinsyfacro tiene el compromiso de "colaborar en la investigación médica" para, en un futuro, se puedan "sentar las bases para un correcto diagnóstico, una valoración funcional de los pacientes y un tratamiento eficaz e individualizado a cada paciente".


La Asociación explica que la única esperanza que tienen los afectados es la investigación, para lograr avances en el manejo de la enfermedad, tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento, para que los afectados puedan recuperar parte de su capacidad funcional (física, psíquica y cognitiva) y así evitar el sufrimiento que padecen.