Fecha de publicación:11/09/2015 0:00

Este sábado día 12, se celebrarán los dos actos litúrgicos que protagonizan el programa de las Fiestas Patronales y que son muy queridos por los mostoleños: la misa solemne a la patrona, a las 11:00 h, y por la tarde, a las 20:00 h, la tradicional procesión con las imágenes de Nuestra Señora de los Santos y San Simón de Rojas.


En torno a la carroza de madera policromada que porta a la Virgen en la procesión se vive uno de los momentos emocionantes de este encuentro litúrgico; muchos mostoleños, vecinos en general y parroquianos en particular, continúan participando en la tradicional subasta o puja de sus asas de metal que se celebra al finalizar la misa solemne y que da al ganador el honorífico derecho de portar la talla en la procesión.


Un manto rojo de terciopelo bordado en hilo de oro con el escudo del Ayuntamiento en la parte trasera será la pieza más querida que lucirá la Virgen durante la procesión. Un manto del que se habla con orgullo, pues ha sido confeccionado gracias a los donativos de vecinos de Móstoles.

Mañana, 12 de septiembre, Móstoles celebra el día grande de su patrona, Nuestra Señora de los Santos, con dos actos litúrgicos que protagonizan el programa de Fiestas Patronales y que son muy queridos por los mostoleños: la misa solemne a la patrona, a las 11:00 h, y por la tarde, a las 20:00 h, la tradicional procesión con las imágenes de Nuestra Señora de los Santos y San Simón de Rojas, que recorrerán las calles del centro de la ciudad arropados por el calor de las hermandades, casas regionales, peñas, vecinos del municipio y visitantes. Tras finalizar la ceremonia religiosa tendrá lugar un momento muy emotivo, especialmente para los hermanos de la Hermandad Nuestra Señora de los Santos y San Simón de Rojas: la bajada de la talla de la Virgen de la ermita a la antigua carroza de madera policromada mediante un sistema de torno que funciona tal y como lo hacía hace cien años, con el sonido de fondo de una salve.


Por la tarde, a las 20:00 h, dará comienzo la tradicional procesión para rendir homenaje a la patrona, Nuestra Señora de los Santos, que desfilará acompañada del compatrono, San Simón de Rojas. Se trata de una procesión muy arraigada en la historia de Móstoles, pues hunde sus raíces hace ya 200 años. Idéntica antigüedad tiene la deslumbrante carroza que porta a la Virgen, de madera policromada. En torno a ella se vive otro de los momentos emocionantes de este encuentro litúrgico; muchos mostoleños, vecinos en general y parroquianos en particular, continúan participando en la tradicional subasta o puja de sus asas de metal que se celebra al finalizar la misa solemne y que da al ganador el honorífico derecho de portar a la Virgen en la procesión.


Las hermandades, peñas y casas regionales de la ciudad precederán a Nuestra Señora de los Santos y a San Simón de Rojas en el recorrido de esta tradicional procesión.


Un manto rojo de terciopelo bordado en hilo de oro con el escudo del Ayuntamiento en la cola será la pieza más valiosa que lucirá la Virgen durante la procesión. Un manto del que se habla con orgullo, pues ha sido confeccionado gracias a los donativos de vecinos de Móstoles. Finalizado el recorrido, la talla de la Virgen regresará a la Ermita de Nuestra Señora de los Santos sobre su carroza, tras devolver el bastón de mando al regidor. La música de la Banda Municipal Juvenil tocará para la Virgen en el momento de cruzar al interior del templo, pero no para ocupar su lugar habitual en la Ermita. Hasta el 28 de septiembre, día de celebración de San Simón de Rojas, parroquianos, vecinos y turistas podrán verla más de cerca porque permanecerá subida en la carroza.