Fecha de publicación:18/09/2015 0:00

"Una iniciativa cuyo objetivo fundamental es el de concienciarnos a todos los ciudadanos y ciudadanas sobre los beneficios que nos proporciona la existencia de las zonas verdes en espacios urbanos, como es nuestra ciudad, frente al asfalto con el que convivimos diariamente" ha declarado Noelia Posse, concejala de Medio Ambiente y Servicios Generales.


El Park(ing) Day es un movimiento global en el que participan más de 170 ciudades de todo el mundo, 40 en España, y que desde ahora también cuenta con la participación de Móstoles.






El Ayuntamiento de Móstoles, a través de la concejalía de Medio Ambiente y Servicios Generales, se ha sumado esta mañana a la nueva edición del Park(ing) Day, una iniciativa organizada por la Comunidad Verde, entidad sin ánimo de lucro, que consiste en la instalación de jardines efímeros ocupando plazas de aparcamiento de manera simultánea en todo el mundo.


En Móstoles la instalación del jardín efímero tuvo lugar, esta mañana, en la calle Antonio Hernández (cruce con la Travesía de Ricardo Medem), con la participación de Noelia Posse, concejala de Medio Ambiente y Servicios Generales. Durante el acto se llevaron a cabo talleres temporales de huertos urbanos y se instaló el Árbol de los Deseos, en el que se pueden depositar nuestros mejores deseos hacia el medio ambiente.


Según la edil, el objetivo fundamental de la actividad ha sido la de "concienciarnos a todos los ciudadanos y ciudadanas sobre los beneficios que nos proporciona la existencia de las zonas verdes en espacios urbanos, como es nuestra ciudad, frente al asfalto con el que convivimos diariamente". Con esta iniciativa, ha añadido la edil, "nos sumamos desde la Concejalía a la programación diseñada en torno a la semana europea de la movilidad, aportando visiones sostenibles que mejoren la calidad de vida en nuestra ciudad y fortaleciendo así nuestro compromiso inequívoco con el medio ambiente y los espacios verdes"


El Park(ing) Day, una iniciativa que nació en San Francisco en 2005, se convirtió rápidamente en un movimiento global en el que actualmente participan más de 170 ciudades de todo el mundo, 40 en España, y desde ahora también con la participación anual de nuestro municipio.


Se trata, por tanto, llamar la atención sobre los muchos beneficios que la vegetación urbana aporta a la sociedad, como por ejemplo, la mejora de la salud de las personas que frecuentan zonas verdes, ya que propicia el ejercicio y reduce el estrés; la mejora el medio ambiente en cuanto a la reducción del ruido, la regulación de la temperatura y la producción de oxígeno. Además de lo anterior, la vegetación en zonas urbanas aporta beneficios sociales notorios, ya que anima la vida de los barrios y contribuye a la cohesión social, mejorando incluso la economía de las ciudades al producirse un ahorro de energía, reduciendo el gasto sanitario, revalorizando incluso las viviendas y atrayendo el turismo, favoreciendo así la economía local sostenible.