Fecha de publicación:28/04/2017 0:00

  • Se trata de una iniciativa progresiva en la que, en una primera etapa y durante el presente año, se instalarán Desfibriladores Externos Semiautomáticos (DESA) en cinco coches patrulla de la Policía Municipal.

  • Posteriormente, serán los edificios e instalaciones municipales, previamente, quienes cuenten con esta herramienta.


ciudad cardioprotegidaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLos Grupos Municipales PSOE, IUCM-LV y Ganar Móstoles han presentado y aprobado en el Pleno un Plan progresivo para proteger la salud cardíaca de la ciudadanía. Para ello, se procederá a instalar, en una primera etapa y durante el presente año, un Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA) en cinco coches patrulla (uno por distrito) de la Policía Municipal. Además, el compromiso del Consistorio es ofrecer a los agentes la formación necesaria para la utilización de estos desfibriladores.


En una segunda etapa, se procederá a la instalación progresiva de DESA en los edificios e instalaciones municipales y se ofrecerá, también, la formación necesaria para su utilización a los trabajadores municipales.


Las enfermedades cardiovasculares, se explica en la propuesta, son la principal razón de muerte en los países desarrollados. En España, el paro cardíaco súbito es la principal causa de muerte prematura y éste afecta tanto a hombres como a mujeres, independientemente de la edad, etnia o estado físico, aunque es más frecuente en hombres y el riesgo aumenta a partir de los 45 años.


Por ello, una actuación rápida, además de salvar vidas, reduce el riesgo de lesión cerebral o problemas de hemiplejia. En este contexto, "los desfibriladores juegan un papel fundamental ya que pueden aumentar las probabilidades de supervivencia en tres de cada cuatro casos de paro cardíaco repentino.


"La disminución de muertes por paro cardíaco súbito, aseguran los firmantes de la moción, está, por tanto, en nuestras manos" y añaden que "todos podemos salvar vidas, pero para ello es imprescindible la concienciación, así como un mayor acceso de desfibriladores", concluyen.