Fecha de publicación:20/01/2017 0:00

  • Los 15 participantes previamente inscritos tendrán que demostrar en tres minutos su talento y teatralidad con únicamente sus rimas y un micrófono.

  • El jurado será el público que elegirá el nombre del vencedor, aunque sólo cinco personas, elegidas al azar, tendrán finalmente la potestad para poner nota (del 1 al 10).


POETRY SLAMImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoPoesía en menos de tres minutos. Este es el tiempo que tendrán los poetas que participen en la nueva sesión de `Poetry Slam´, organizada por la Concejalía de Cultura, en colaboración con la Asociación `Poetry Slam´ de Móstoles. Se trata de un torneo de poesía en vivo en el que puede participar cualquier persona que lo desee, previa inscripción.

El concurso tendrá lugar mañana, sábado 21 de enero, a partir de las 20:00 horas, en el Museo de la Ciudad y contará con la participación, como artista invitado, del vigente campeón de Madrid, Antonio Díez.

Torneo de poesía en vivo

Las reglas de participación en la sesión de `Poetry Slam´ son muy sencillas: es un torneo de poesía en vivo, cualquier persona puede participar. El jurado es el propio público, aunque sólo cinco personas, elegidas al azar, tendrán potestad para poner nota (del 1 al 10). La idea es que atiendan al sentimiento general de la sala.

Cada poeta dispone de hasta tres minutos recitar su poesía; leer está permitido y la memoria, claro, también se puede valorar. Obviamente, los poemas han de ser propios y originales. En principio habrá tres rondas, en la primera pueden participar hasta doce poetas, a la segunda han de pasar cuatro si no hay empates.

`Poetry Slam´, una fórmula para acercar la poesía al público

En España las competiciones de `Poetry Slam´ se llevan celebrando desde 2009, especialmente en Madrid y Barcelona. El título y la idea, sin embargo, nacieron de la cabeza del poeta estadounidense Marc Kelly Smith a finales de la década de los 80.

Al principio los enfrentamientos literarios se desarrollaban por parejas, aunque ahora se recurre a un sistema más complejo para reducir la comparación entre unos y otros. La competición, un movimiento poético y literario que se extiende en una red intercontinental, no suma entre sus filas a escritores consagrados.

Para los `slammers´ los resultados de la competición, donde el público juega un papel fundamental, no dejan de ser algo anecdótico, porque lo importante es utilizar esa fórmula llamativa para acercar la poesía a personas que normalmente no están en los círculos poéticos.