Fecha de publicación: 14/10/2014 0:00

Natural de Valladolid, se instaló en Móstoles en la primavera de 1961 tras adquirir una parcela en Parque Guadarrama de la ciudad en la que construyó su vivienda que llamó Villa Maribel, el nombre de su primera hija.

Este actor vallisoletano se subió por primera vez al escenario con tan solo 14 años. Antes de venir a vivir a nuestra ciudad trabajó en Barcelona durante cinco lustros como parte del elenco del Teatro Apolo, donde se especializó en el género de la comedia.


Pedro PeñaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Pedro Peña, el reconocido actor por su papel del abuelo en la famosa serie ‘Médico de familia’, falleció el pasado 2 de octubre a los 88 años de edad.


Natural de Valladolid, se instaló en Móstoles en la primavera de 1961 tras adquirir una parcela en Parque Guadarrama, en la que construyó su vivienda que llamó Villa Maribel, el nombre de su primera hija.


Desde el principio fue una persona muy activa en la ciudad, perseverante y constante que trabajó sin descanso a lo largo del tiempo en diferentes grupos de trabajo que contribuyeron a la mejora del barrio.



Su trayectoria

Este actor vallisoletano se subió por primera vez al escenario con tan solo 14 años. Antes de venir a vivir a nuestra ciudad trabajó en Barcelona durante cinco lustros como parte del elenco del Teatro Apolo, donde se especializó en el género de la comedia.


A finales de la década de los setenta, comenzó a colaborar con la actriz Lina Morgan  y Tania Doris con las que estrenó varias obras en el Teatro La Latina de Madrid que se convirtieron en grandes éxitos de taquilla.


En sus últimos años fue muy conocido por su papel del abuelo en la serie ‘Médico de Familia’ (1995-1999) con el papel de Manolo Martín, el padre de Nacho (Emilio Aragón). Entre 2002 y 2005 intervino en la serie ‘Un paso adelante’. Más tarde se retiró debido a su enfermedad de Alzheimer.



POESÍA ESCRITA POR SU SOBRINO, PEDRO VÁZQUEZ:


Se fue, sin decir adiós,

cansado ya de luchar,

contra ese Alzheimer maldito,

que todo le hizo olvidar.

Dios le quería a su lado,

nada se puede objetar,

Él es quien nos dio la vida,

y Él quien la puede quitar

Pero irse al otro mundo,

no nos debe de apenar,

porque arribita, en el cielo,

con Dios él se encontrará,

y con sus seres queridos,

que un día se fueron ya,

y que seguro estoy de ello,

esperándole estarán.

Si es verdad que existe el cielo,

y escrito en la Biblia está,

yo no tengo duda alguna,

que de cabeza allí está,

pues siempre fue un buen ejemplo

de cariño y de bondad,

hasta el día de su muerte,

que ya en el recuerdo estaá.

No penséis que Pedro ha muerto,

se marchó para actuar,

en una “gala” en el cielo

y junto a su esposa está,

abrazándola y besándola,

pues la quería a cegar.

Se equivocaba el poeta

que escribió versos famosos

para decir que los muertos

viven solo su reposo.

No son los muertos…, los vivos,

los que nos quedamos solos,

cuando se van esos “mitos”,

a los que adoramos todos.

¡¡Qué tristeza Dios Bendito!!

Pedro, nos dejó ya solos,

aunque nos quedan sus obras,

que conforman un tesoro,

para verlas con frecuencia,

cuando nos quedemos solos.

Pedro Vázquez Bomati

      (Su sobrino)




Más información en:


  • www.mostoles.es
  • www.conectamostoles.com
  • facebook.com/ayuntamientomostoles
  • youtube.com/user/ayuntamientomostoles