Fecha de publicación:22/06/2017 0:00
  • A través de una declaración institucional en la que se argumenta que "las tiras reactivas para pruebas en sangre necesarias para los insulinodependientes son excesivamente caras para la sanidad pública y obliga al paciente a realizarse numerosos pinchazos en los dedos para llevar un control adecuado de la enfermedad, lo que supone una agresión continua al cuerpo".

Pleno apoya asociaciones diabéticosImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl Pleno del Ayuntamiento de Móstoles ha aprobado una declaración institucional en la que la Corporación asume la petición realizada por la Asociación de Diabéticos de Móstoles, la Federación Española de Diabéticos y la Sociedad Española de Diabetes para que se cambien los aparatos medidores que utilizan los diabéticos crónicos para medir el nivel de azúcar en sangre.


En concreto, el Pleno insta a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a que apruebe los presupuestos necesarios para llevar a cabo el cambio del material medidor para la diabetes eliminando las tiras reactivas que se utilizan, por un nuevo sensor de medición por parche.


La declaración argumenta que "las tiras reactivas para pruebas en sangre necesarias para los insulinodependientes son excesivamente caras para la sanidad pública y obliga al paciente a realizarse numerosos pinchazos en los dedos para llevar un control adecuado de la enfermedad, lo que supone una agresión continua al cuerpo".


Por contra, las asociaciones de diabéticos reivindican que se cambie a un sistema ya comercializado en España consistente en un nuevo sensor de medición de azúcar en sangre en tiempo real, a través de un parche cutáneo que se controla desde un lector similar al utilizado en la lectura de tiras reactivas. Este nuevo sistema mejora la calidad de vida de los diabéticos, ya que evita los pinchazos necesarios para el control de la enfermedad.


Dicho sensor de medición reduciría considerablemente el gasto que supone invertir en tiras reactivas, además que mejora de manera importante la vigilancia del estado de salud de los enfermos, lo que contribuye a moderar los efectos perniciosos de la enfermedad a largo plazo.