Fecha de publicación:14/02/2017 0:00

  • Hasta el 17 de febrero se incrementarán los controles de vigilancia de los camiones y furgonetas que circulan por las distintas vías de la población.

  • La necesidad de abastecer de mercancías a las industrias y comercios de la población ha de hacerse compatible con la seguridad vial generada en torno a aquellos vehículos que las transportan.

  • Estos controles forman parte de la programación anual de campañas a realizar por parte de Policía Municipal durante el año 2017.

En colaboración con la Dirección General de Tráfico y dentro del marco establecido en su Plan Anual de Trabajo, desde este lunes y hasta el 17 de febrero, Agentes de la Policía Municipal de Móstoles intensificarán la vigilancia y el control sobre camiones y furgonetas, incidiendo en diversos aspectos, como la atención a la conducción, la velocidad a la que circulan, los tiempos de conducción y descanso, el exceso de peso, la seguridad de la carga que trasportan, el uso del cinturón de seguridad por parte del conductor y ocupantes o si conduce con presencia de alcohol o drogas.

EL CASO ESPECIAL DE LAS FURGONETAS

Suelen ser utilizadas para transporte rápido de mercancías a cortas distancias, sobre todo en el ámbito urbano. Conducir una furgoneta no es lo mismo que conducir un turismo. Sus características dinámicas y de utilización hacen que tanto su conducción como su accidentalidad sea diferente, por lo que la atención de los conductores debe ser aún mayor.

Los vehículos destinados al transporte de mercancías estuvieron implicados en el 16% de los accidentes con víctimas ocurridos en España durante 2015. El riesgo en la conducción de camiones y furgonetas es mayor que en turismos debido a la carga que transportan y a un menor equipamiento de seguridad activa y pasiva.

El control sobre el transporte de mercancías es de gran importancia en zonas urbanas, especialmente en zonas comerciales y polígonos industriales, donde existe una mayor concentración de este tipo de vehículos.