Las Áreas de Esparcimiento Canino son lugares situados en zonas verdes de la ciudad donde, por tratarse de áreas cerradas y habilitadas al efecto, se permite a los dueños de los perros dejarlos sueltos. 

En el parque Prado Ovejero se permite llevarlos sin correa por todo el parque durante un horario determinado, si bien con ciertas restricciones:

1. Los perros únicamente podrán permanecer sueltos en el Parque desde las 21:00 hasta las 9:00 horas, excepto los perros calificados como potencialmente peligrosos, que deberán, tal como establece la normativa, ir siempre provistos de correa y bozal en lugares públicos.

2. El resto del tiempo los perros deberán ir conducidos y sujetos por sus propietarios.

3. Quedan excluidas para el paseo de perros sueltos las zonas de recreo infantil, de mayores y otras áreas en las que figure expresamente su prohibición.

4. Responsabilidad de los dueños:

Los dueños de los animales deberán mantener un control sobre ellos a fin de evitar tanto las molestias a las personas como el deterioro o la suciedad de los bienes y espacios públicos. Para ello deberán mantener el perro a la vista, a una distancia que permita la intervención en caso necesario. Asimismo, las personas que lleven animales serán responsables de cualquier acción de los mismos, pudiéndoseles exigir la correspondiente responsabilidad civil, administrativa y/o penal.

5. Se recuerda a todos los propietarios que es obligatoria la recogida de los excrementos caninos en cualquier caso.

En el periodo comprendido entre el 1 de Noviembre y el 31 de marzo el horario de suelta queda ampliado desde las 19 horas hasta las 9 horas.

Zonas de Esparcimiento Canino