Fecha de publicación:18/05/2021 0:00
  • La Alcaldesa, Noelia Posse, ha visitado esta mañana la Casa Museo Andrés Torrejón, un edificio emblemático destinado a recordar la figura histórica del entonces alcalde de la Villa.

Homenaje a la memoria histórica de MóstolespImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoHomenaje a la memoria histórica de MóstolespLa Alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, acompañada del Concejal de Cultura, Álex Martín, la Concejala de Presidencia y Desarrollo Urbano, Marisa Ruiz, y la Portavoz de Podemos, Mónica Monterreal, ha visitado esta mañana la casa Museo Andrés Torrejón, con motivo de la celebración del Día Internacional de los Museos, que se celebra cada 18 de mayo.


La Casa-Museo Andrés Torrejón es un edificio emblemático para Móstoles. Perteneció al histórico Alcalde que, junto con Simón Hernández, protagonizara los hechos del 2 de Mayo de 1808. Fue recuperada y acondicionada por el Ayuntamiento con el objetivo de difundir parte de la historia del municipio y para dar a conocer a los mostoleños un retazo de los usos y costumbres domésticos de la época de la Guerra de la Independencia.


Durante su visita, la Primera Edil recorrió el interior del edificio que, ambientado y decorado con muebles de comienzos del siglo XIX, se diferencia en cuatro estancias –despacho, sala de estar, dormitorio y cocina–, cada una de ellas decorada con muebles y elementos significativos de la época que evocan el ambiente cotidiano de la vida familiar en el ámbito rural.


La Casa Museo Andrés Torrejón está ubicada en el casco antiguo del municipio, en la calle que lleva su mismo nombre. Aquí, el visitante puede acercarse a la figura del entonces alcalde de la Villa, Andrés Torrejón, además de rendir homenaje a la memoria histórica de este pueblo que fue el germen de la ciudad que hoy conocemos.


En un día como hoy, la Alcaldesa ha animado a los vecinos a visitar los museos municipales, el Museo de la Ciudad y el Museo Casa Andrés Torrejón, como una forma no solo de disfrutar de la cultura, sino también de luchar contra el olvido y rendir homenaje a nuestra memoria histórica.