Fecha de publicación:23/02/2018 0:00

  • Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles: "para este Gobierno Municipal las peticiones y reclamaciones de los ciudadanos y ciudadanas son un elemento fundamental. Consideramos de vital importancia que los vecinos y vecinas se impliquen en la ciudad porque, quién mejor que aquellos que viven los barrios de nuestra ciudad, sean los que definan qué es lo mejor para su calle o su barrio".

  • Ambas obras han venido a mejorar el tránsito peatonal y la accesibilidad del entorno de su ejecución.


Visita obras 1 copiaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoVisita obras 1 copiaLa alcaldesa de Móstoles Noelia Posse, ha visitado esta mañana las obras de remodelación, tratamiento y acondicionamiento de la Calle Zaragoza, a la altura de los números 15, 17 y 19, así como las que se están llevando a cabo en el Paseo de Arroyomolinos 7 y 11 posterior, ambas correspondientes a propuestas aprobadas en la Junta de Distrito 1 en el marco de los Presupuestos Participativos de 2017.

Según la Alcaldesa "ambas obras responden a demandas históricas que han venido a mejorar el entorno urbano y el espacio de convivencia de los vecinos y vecinas de dichas calles".

"Para este Gobierno Municipal las peticiones y reclamaciones de los ciudadanos y ciudadanas son un elemento fundamental. Consideramos de vital importancia que los vecinos y vecinas se impliquen en la ciudad porque, quién mejor que aquellos que viven los barrios de nuestra ciudad, sean los que definan qué es lo mejor para su calle o su barrio" añadió la primera edil.

Las obras de la calle Zaragoza a la altura de los números 15, 17 y 19, han consistido en la ampliación de aceras, ordenamiento de plazas de estacionamiento y racionalización de los recorridos peatonales, mejorando la accesibilidad a las viviendas y locales de la zona. Igualmente, se han instalado puntos de luz para garantizar un nivel de luminosidad seguro y adecuado.

La segunda obra visitada se está llevando a cabo en el Parque Dos de Mayo, ubicado en la parte posterior de los números 7-11 del Paseo de Arroyomolinos. Dicha remodelación consiste en la reordenación estructural de la calle, procediendo así a la mejora y al aumento de la zona peatonal, solando parte de la superficie de tierra para que no se creen barrizales en épocas de lluvia.