Fecha de publicación:21/05/2021 0:00
  • La ayuda que ofrece el Gobierno Local cubre las necesidades de los usuarios de modo temporal hasta que reciben la prestación de la Ley de Dependencia. La Comunidad de Madrid está tardando cerca de 300 días en gestionarla, muy por encima de los 180 marcados por la normativa. Una lentitud injustificable que obliga al Ejecutivo Local a destinar más medios y recursos a la ayuda a domicilio para que ningún vecino se quede atrás y garantizar una asistencia que para muchos es vital.

El Gobierno de Móstoles destina 1.922.600 euros para la ayuda a domicilio a personas mayores de 65 años para los próximos dos años. Un servicio que se ofrece a través de la Concejalía de Derechos Sociales y Mayores y del que en 2020 se beneficiaron una media mensual de 225 personas.


A través de este servicio, el Gobierno Local, formado por PSOE y Podemos, quiere garantizar la prestación de una serie de atenciones de carácter personal, doméstico, social, apoyo psicológico y rehabilitador a personas que se hallen en situación de especial necesidad o a sus familiares para facilitar la autonomía en su medio habitual. De este modo, busca también prevenir situaciones de crisis personal o familiar y favorecer la conciliación laboral de las personas con un familiar dependiente.


La Comunidad de Madrid tarda en tramitar un expediente de dependencia una media de cerca de 300 días, muy por encima de los 180 que marca la normativa para recibir las prestaciones. Ante el injustificable retraso y las largas listas de espera que esto provoca, el Ayuntamiento de Móstoles se ha visto obligado a destinar más recursos y más medios para cubrir este vacío y para que la extrema lentitud del Gobierno de Díaz Ayuso en la gestión de estas prestaciones no impida que las mostoleñas y mostoleños accedan a una ayuda que para muchos es vital. El Gobierno de Móstoles no va a permitir que nadie se quede atrás mientras espera a recibir la asistencia que le corresponde por la Ley de Dependencia.


La ayuda a domicilio se dirige a personas empadronadas en Móstoles, mayores de 65 años o más que requieren apoyo de terceras personas en el desempeño de las actividades de la vida diaria para continuar en su residencia habitual.


El servicio tiene un carácter preventivo, educativo, de apoyo social, asistencial y alternativo a la institucionalización. Se trata de una prestación temporal, susceptible de revisión técnica por parte del profesional responsable del expediente ante modificaciones en la situación económica o social de la unidad familiar.


En el catálogo de tareas se encuentran las relativas a Atención Doméstica como compra de alimentos, limpieza de la vivienda; Atención Personal como apoyo a la higiene personal, preparación de comidas en el domicilio; y Servicio de acompañamiento en proyectos de respiro familia, a centros escolares y/o actividades extraescolares en caso de menores.


El número de horas del servicio y las características del mismo se determinarán en función de las necesidades de la persona beneficiaria.