Fecha de publicación:13/03/2019 0:00

  • Su emplazamiento, alejado de la zona residencial, pero de fácil acceso, se ubica en una parcela municipal de aproximadamente 6.600 metros cuadrados.


Planta de tratamiento residuos vegetales 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoPlanta de tratamiento residuos vegetales 1Móstoles cuenta desde hoy con una nueva planta de recuperación y tratamiento de residuos vegetales, que tratará y reciclará no sólo los restos de poda municipales, sino que además podrá ser utilizada por los vecinos.


La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, y el concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria, Miguel Ángel Ortega, han visitado esta mañana antes de su puesta en marcha estas instalaciones.


Se trata de una planta de transferencia de restos vegetales que tiene por finalidad dar servicio a todos los ciudadanos de Móstoles que necesiten tratar los restos vegetales o de poda que puedan generar.


La nueva instalación se encuentra ubicada al sur del casco urbano, en la Calle de la Osa Mayor con acceso desde esta calle y colindante con la futura incorporación a la R-5. La parcela donde se ubican las instalaciones es propiedad del Ayuntamiento y tiene un área de aproximadamente 6.600 m2. Se trata de un emplazamiento alejado del área residencial, pero de fácil acceso.


Inicialmente, en esta primera fase de puesta en marcha, y de forma piloto, se va a iniciar el tratamiento de los restos vegetales generados en las zonas verdes públicas y el arbolado público cuyo mantenimiento depende directamente del Servicio de Parques y Jardines de la Concejalía de Medio Ambiente, para con posterioridad ampliar su uso a todos los vecinos que tengan la necesidad de gestionar los restos vegetales que produzcan en sus propiedades.


Las instalaciones contarán con una caseta de Control y Vigilancia, una zona para los restos vegetales procedentes de los jardines privados, una báscula para pesaje, una zona de trituración y de acopio de materiales.


Además, habrá una zona restringida al público, donde destaca la presencia de una plataforma elevada para el vertido de restos que llegan ya triturados a unos contenedores y otra zona para la trituración de los restos que vengan sin tratar previamente.