Fecha de publicación:23/10/2019 0:00

  • La mitad de las 308 ayudas económicas para pago de suministros, corresponden al recibo de la luz.

  • Entre los demandantes, cada vez más trabajadores en situación precaria cuyos salarios no llegan para cubrir las necesidades energéticas básicas.



El Ayuntamiento de Móstoles ha gestionado en lo que va de año 308 ayudas económicas para pago de suministros de familias con escasos recursos. El importe total de las ayudas de emergencia ofrecidas por el consistorio asciende a 70.705,04 euros. Más de la mitad,159, corresponden a suministro de luz; 87, al gas y 62, al recibo de agua.


Móstoles es según las estadísticas uno de los municipios con menor renta de España con una media de 20.147 euros anuales. Muchas familias se ven obligadas a destinar una parte excesiva de sus ingresos a la factura energética de su vivienda, lo que en muchas ocasiones supone elegir entre comer o pagar los recibos. Este gasto energético se traduce en una reducción considerable de la renta disponible para otros bienes y servicios, malas condiciones de habitabilidad en la vivienda e incluso riesgo de impago y de desconexión a servicios básicos de luz, gas o agua.


Entre el perfil de los demandantes, destacan no solo familias con rentas muy bajas y en riesgo de exclusión social, sino también trabajadores precarios cuyos salarios no llegan para cubrir las necesidades básicas. Las ayudas de emergencia sirven para paliar en muchos casos deudas pendientes y garantizar su bienestar. Dos de cada tres de los atendidos por la concejalía de Derechos Sociales y Mayores son españoles.


Desde la concejalía se les ha ofrecido también asistencia en la gestión de bonos sociales con las empresas suministradoras de energía.


En todo 2018 el ayuntamiento concedió 459 ayudas económicas para pago de suministros por un importe total de 101.868,12 euros.