Las relaciones afectivo-sexuales de las personas con discapacidad intelectual


La sexualidad forma parte de las personas durante toda su vida. Cómo vivirla y aprenderla dependerá de cada persona y el entorno en el que desarrolle su vida. La sexualidad es una dimensión humana que no reconoce colores de piel, ni estaturas, ni patrones estereotipados, sólo sabe que existe en cada una de las personas y que su objetivo es enriquecer a la persona ofreciéndole bienestar y placer.


Sin embargo, en muchas ocasiones los patrones culturales imponen formas de vivir la sexualidad muy reduccionista, que dejan al margen a personas más jóvenes o más mayores o con capacidades diferentes. En el marco de la VI Semana de la Salud, el GrupoAMÁS, en colaboración con Carlos de la Cruz, profesional de la Sexología muy comprometido con la vivencia de la sexualidad de manera saludable por parte de las personas con capacidades diferentes, se elaboró un documento de reflexión por parte de personas con capacidades diferentes, familiares, profesionales y población general en el que se reivindica una sexualidad basada en el respeto al derecho que tienen todas las personas a vivir su sexualidad en la forma que decidan.


El documento resultante de esta reflexión se detalla en el pdf adjunto.

Ayuntamiento de Móstoles