Fecha de publicación:14/05/2019 0:00


C.D. Internacional de Móstoles 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoC.D. Internacional de Móstoles 1Lo consiguió, después de remar todos en la misma dirección durante toda la temporada , han hecho realidad el sueño, consiguen su objetivo y el INTER ya es equipo de PREFERENTE.


Era difícil describirlo pero en la tarde de ayer en los Iker Casillas se notaba una atmósfera cargada de emotividad , con la grada abarrotada de la gran familia del INTER , que iban a aportar su granito de arena en un día que se presumía muy especial.


Comienza el encuentro y ya desde los primeros minutos de juego se ve al equipo bien posicionado en el campo dominando el juego y con rápidos contragolpes por ambas bandas.


Pronto llegó la primera ocasión para los de Móstoles, balón largo por banda derecha a la espalda de la defensa, centro y remate en el corazón del área que el portero rival ataja realizando una buena intervención.


Tras este primer aviso las ocasiones de gol se suceden y en el minuto 30’ un gran centro lateral es rematado por Fran en el corazón del área rival poniendo el (1-0) en el luminoso.


El INTER sigue con su propuesta atractiva de ataque, haciéndose con el mando del juego y sin dar opción al rival, con este resultado se llega al final de la primera mitad.


El paso por vestuarios no varió los valores vistos sobre el césped durante los primeros 45 minutos, y ya en la primera acción de la reanudación, otra contra vertiginosa de los nuestros es aprovechada nuevamente por FRAN anotando el (2-0).


Sin bajar la intensidad seguíamos controlando la pelota en medio campo, pero en un contragolpe del rival con centro lateral y remate de cabeza, acortaba distancias (2-1).


Creció el C.D. Betis San Isidro tras el tanto y en la recta final la suerte sonrió al cuadro verdiblanco, un despeje largo de su defensa es cabeceado hacia atrás por nuestro central, que pilla adelantado a nuestro portero y el balón se cuela inexplicablemente en la red (2-2).


El panorama había cambiado en un abrir y cerrar de ojos, pero los nuestros no cayeron en las garras del desánimo y no traicionaron los valores de este Club que no son otros que luchar hasta el final , la gloria estaba reservada para Donate que se puso la túnica de Santo, y sobre la bocina entre un mar de piernas reunidas en el área rival, se sacó un disparo directo que se colaba al fondo de las mallas (3-2).


Y llego la locura con el pitido final , estalló todo el equipo: jugadores, cuerpo técnico, aficionados. Volaron abrazos , besos, lágrimas, gritos, cánticos, ojos vidriosos, un tobogán de emociones.


La diosa fortuna había recompensado la fe y el tesón con un gol en el último aliento, en el último suspiro, uno de esos goles que en décimas de segundo lo cambian todo.


El INTER ha hecho historia , una historia eso sí, que acaba de de escribir su primer capítulo, porque esto no ha hecho más que empezar.