Los edificios de la ciudad necesitan de un seguimiento específico según su uso, garantizando así la operatividad de los mismos.


El área de Mantenimiento de Edificios cuenta con su equipo específico de operarios en los oficios de fontanería, cerrajería, carpintería, albañilería, electricidad y pintura para dar cuenta del mantenimiento correctivo y preventivo necesario.


Los operarios trabajan en todos los edificios públicos, bibliotecas, colegios y centros de mayores, siendo apoyados por otras áreas cuando las labores lo requieren.