Fecha de publicación:15/03/2021 0:00
  • Solo la ultraderecha de Vox ha defendido al Partido Popular frente al resto de grupos que consideran que actuó de modo irresponsable, imprudente e insolidario al continuar con sus actos tras confirmarse el positivo de uno de sus concejales. Además, condenan que no informó a la Corporación de modo inmediato para que se adoptasen los protocolos anti-COVID-19 pertinentes.

PlenoExtraordinario 7-15032021PImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoPlenoExtraordinario 7-15032021PMás del 70% del Pleno de la Corporación y todos los grupos municipales menos VOX han aprobado hoy reprobar al PP, a la portavoz del PP, Mirina Cortés, y a la Concejala Mereces Parrilla por su conducta poco ejemplar al poner en riesgo la salud de muchos de las vecinas y vecinos de Móstoles al continuar con sus actos en la calle tras confirmarse el positivo por COVID-19 de uno de sus concejales.


La moción presentada por el grupo PSOE y Podemos ha salido adelante con el voto a favor de Más Madrid- Ganar Móstoles, Ciudadanos y los Concejales no adscritos. Solo la ultraderecha de Vox ha defendido la actuación del Partido Popular y sus concejales que, en lugar de argumentar por qué han actuado poniendo en riesgo la salud de las vecinas y vecinos de Móstoles, han decidido abandonar el Pleno antes de que los grupos municipales tomaran la palabra Solo han vuelto a entrar para votar en contra de la moción. Algo que, para los grupos que han votado a favor, es una prueba de que no cabe defensa posible a su irresponsable comportamiento por el cual deberían pedir perdón a la ciudadanía.


PSOE, Podemos, Más Madrid- Ganar Móstoles, Ciudadanos y los Concejales no adscritos consideran que el Partido Popular actuó de forma negligente o imprudente saltándose "a la torera" las medidas de prevención establecidas para contener la expansión de la COVID-19. Sus actos en la calle con mesas de recogida de firmas durante el fin de semana posterior a la confirmación del positivo de uno de sus concejales, expusieron al virus a muchas vecinas y vecinos de la ciudad. En lugar de actuar con responsabilidad, aseguran, el PP decidió continuar con sus actos de campaña sin cumplir la cuarentena preventiva tras un contacto con un positivo. Una cuarentena de diez días que, tal y como establece la Comunidad de Madrid, es obligatoria incluso aunque las pruebas de detección del virus den negativas.


Los grupos que han apoyado la moción defienden que, como cargos políticos, el PP y sus concejales deberían haber actuado con ejemplaridad y haber antepuesto el bienestar y la seguridad de las mostoleñas y mostoleños a sus propios intereses personales y políticos.


Además, denuncian que el PP actuó de un modo poco solidario al no informar a la Corporación de que, solo un día después del pleno del pasado 25 de febrero, uno de sus concejales dio positivo por COVID. Esta falta de comunicación deliberada, afirman, no permitió aplicar desde el primer momento los protocolos preventivos para detectar posibles nuevos contagios, privando a los trabajadores del Ayuntamiento del derecho a la protección de la salud del colectivo y del derecho a la defensa de la salud a toda la población.


Dado el estado de salud del concejal Eduardo de Santiago, los grupos han excluido de este Pleno la reprobación del concejal enfermo del que esperan una pronta recuperación.