Fecha de publicación:9/03/2021 0:00
  • Considera que el PP ha incumplido de forma consciente y deliberada las medidas establecidas para contener el avance del coronavirus, actuando de modo irresponsable y exponiendo a numerosas vecinas y vecinos a un posible contagio al seguir con su actividad en la calle tras confirmarse el positivo de uno de sus concejales.

La Junta de Gobierno Local aprueba hoy denunciar por la vía administrativa ante la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a la portavoz del PP, Mirina Cortés, a la Concejala Mª Mercedes Parrilla, al Concejal Eduardo de Santiago y al Partido Popular de Móstoles como persona jurídica, por poner en riesgo la salud de muchas vecinas y vecinos al no guardar la cuarentena preventiva obligatoria establecida por la Comunidad de Madrid para frenar la expansión de la COVID-19 tras el contacto con un positivo.


Después de que se confirmase que el Concejal Eduardo de Santiago estaba afectado por COVID-19, el Partido Popular continuó con sus actos en la calle de un modo imprudente e irresponsable exponiendo conscientemente a numerosas vecinas y vecinos al coronavirus. Lo hizo sin guardar la cuarentena preventiva obligatoria de 10 días que marca la Comunidad de Madrid tras haber mantenido contacto directo con un positivo. Además, el Concejal Eduardo de Santiago, habría incumplido también la cuarentena preventiva, obligatoria incluso si las pruebas de detección del virus dan negativas, al acudir al Pleno tras haber estado en contacto directo con un positivo por COVID-19.


Las actuaciones realizadas por el Partido Popular podrían suponer una infracción sanitaria muy grave al no respetar de un modo consciente y deliberado las obligaciones establecidas por la Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid y también la Ley General de Salud Pública. Por eso la Alcaldesa Noelia Posse trasladará la denuncia formal a la Consejería de Salud para que imponga las sanciones pertinentes ante esta grave irresponsabilidad del Partido Popular y varios de sus concejales.


El Gobierno de Móstoles, formado por PSOE y Podemos, considera que el PP ha ocultado de un modo intencionado el positivo del concejal, obviando los derechos de los ciudadanos, trabajadores y concejales que han estado en contacto, sin saberlo, con un positivo de COVID-19 y con las personas con las que él se habría relacionado estando ya infectado por el virus. Unas actuaciones que habrían puesto en riesgo la salud individual y la salud pública en general. Ocultando la información, el PP ha imposibilitado también que se activasen a tiempo los protocolos marcados por la Comunidad de Madrid para contener la expansión del coronavirus.


El Gobierno Local denuncia, además, que los tres concejales y el PP han actuado de forma insolidaria y egoísta poniendo en riesgo la salud de las personas, en lugar de actuar de modo ejemplar y con la responsabilidad que se exige a los cargos públicos. Estas graves imprudencias, asegura, les inhabilitan políticamente para continuar con sus cargos.