Fecha de publicación:30/05/2019 0:00

Esclerosis Múltiple 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEsclerosis Múltiple 1Con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que se celebra hoy 30 de mayo, la Asociación Mostoleña de Esclerosis Múltiple (AMDEM) ha celebrado un acto conmemorativo en la Plaza de España, frente al Ayuntamiento, con la asistencia de la concejala de Igualdad, Sanidad y Mayores en funciones, Ana María Rodrigo y otros concejales de la Corporación Municipal en funciones. La presentación, ante personas afectadas y sus familiares que han asistido a la celebración, ha corrido a cargo de Carlos Martín, presidente de AMDEM.


Con esta jornada se quiere llamar la atención sobre esta enfermedad crónica del Sistema Nervioso Central que afecta a más de 47.000 personas en España, 700.000 en Europa, y 2.500.000 en todo el mundo.


Manifiesto a favor de las personas con Esclerosis Múltiple


Tras la lectura de un Manifiesto por parte de un familiar de un paciente, se ha escenificado un "cordón humano" al que se han integrado los concejales presentes.


En el Manifiesto que se ha leído, la Asociación Mostoleña de Esclerosis Múltiple-AMDEM ha destacado su deseo de que se cumpla el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con Esclerosis Múltiple y para ello, hace un llamamiento al compromiso y la solidaridad con las personas que padecen Esclerosis Múltiple y sus familias, a través del siguiente decálogo de reivindicaciones:


  • Mayor apoyo gubernamental a la investigación de la Esclerosis Múltiple (EM).
  • Reconocimiento automático del 33% del grado de discapacidad con el diagnóstico, que permitiría acceder a mejores prestaciones y recursos.
  • Acceso a un tratamiento rehabilitador integral, personalizado, gratuito y continuado, en todas las comunidades autónomas,
  • Equidad en el acceso al tratamiento farmacológico que precise cada persona.
  • Mayor compromiso de los empresarios en las adaptaciones de los puestos de trabajo y que no se limite al 2% que exige la legislación en la contratación de personas con discapacidad.
  • Continuidad en la colaboración de la industria farmacéutica en el apoyo a las asociaciones de afectados y en la investigación de tratamientos
  • Disminución de los recortes sociales y los retrasos en las subvenciones y ayudas por parte de las Administraciones públicas y entidades privadas, de modo que no afecten al mantenimiento del tejido asociativo.
  • Más apoyo de las Administraciones públicas hacia las familias, que son los principales cuidadores de los afectados de EM.
  • Puesta en marcha por parte de los Gobiernos central y autonómicos de campañas para informar a la sociedad de los signos tempranos de la EM.
  • Mayor sensibilización y solidaridad de la sociedad con las personas afectadas de EM y sus familiares.

Una enfermedad que afecta a 47.000 personas en España


La esclerosis múltipleEste enlace se abrirá en una ventana nueva es la causa más frecuente de discapacidad no traumática en adultos jóvenes, afecta a más de 700.000 personas en Europa y supone un coste socioeconómico de más de 9.000 millones de euros anuales. Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la esclerosis múltiple afecta a 47.000 personas en España. Con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple se recuerda que cada semana se diagnostican en España unos 35 nuevos casos de esta enfermedad neurológicaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, unos 1.800 nuevos anuales. Y aunque también puede afectar a niños y personas mayores, el 70% de los nuevos casos se detectan en personas de entre 20 y 40 años de edad y, en 3 de cada 4 pacientes, en mujeres.


Las causas que originan esta enfermedad autoinmune y crónica aún son inciertas, pero las últimas investigaciones apuntan a factores genéticos –pero no hereditarios, ya que solo el 15% de los pacientes de esclerosis múltiple tienen a uno o más familiares afectados- en conjunción con factores ambientales como el tabaquismoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, el déficit de vitamina D, la escasa exposición a la luz solar y/o el cambio de dieta, entre otros.