Fecha de publicación:20/08/2019 0:00
  • Así lo aseguró la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, quien destacó tras su visita a las obras que el objetivo del proyecto es mejorar la calidad de vida de los vecinos en sus barrios.

Principal_pImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoPrincipal_p

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, acompañada del concejal de Mejora y Mantenimiento de los espacios públicos, David Muñoz, concejala de Presidencia, Rebeca Prieto, y la concejala de Igualdad y presidenta de la Junta de Distrito Centro, Beatriz Benavides, ha visitado esta mañana la segunda fase de las obras de remodelación, tratamiento y acondicionamiento de la calle Salamanca.

Las actuaciones avanzan a buen ritmo y estarán terminadas, "para uso y disfrute de los y las vecinas", próximamente, ha destacado la primera edil. "Nuestro objetivo es mejorar los barrios, dándole aspectos nuevos y renovados para que todos y todas podamos disfrutar de estos espacios", insistió Posse.


El proyecto tiene un plazo de ejecución de 3 meses, durante los cuales se han ampliado las aceras, con el objetivo de optimizar los recorridos peatonales. Asimismo, se ha procedido a adecuar el estado actual de los parterres, mejorando el tránsito peatonal y la accesibilidad entre dicha vía y la calle Fernando Roncero.


Tras las obras, la calle ya cuenta también, con una zona dotacional donde se ha implantado un área de juegos biosaludables. Para ello se ha demolido el firme existente en la plaza (actual forjado del garaje subterráneo existente) y posteriormente se ha procedido a su impermeabilización y hormigonado.


Igualmente se han demolido los parterres y las rampas existentes para su posterior solado, creando una escalera y rampa de acceso a la plaza. Además, se ha procedido al levantamiento de los bordillos existentes, tapas de arquetas, y todos aquellos elementos reseñables de ser sustituidos, modificados, retranqueados o trasladados. El solado de las nuevas escaleras y rampas se ha realizado a base de baldosas de terrazo de color gris y se ha procedido al solado de los antiguos parterres con adoquín multicolor, dando lugar a un aspecto totalmente renovado a lo que había anteriormente.