Fecha de publicación:16/01/2019 0:00

  • La alcaldesa, Noelia Posse, visitó la obra de esta infraestructura de 108 metros de longitud, largamente demandada por el vecindario.

pasarela Guadarrama - Parque Coimbra 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextopasarela Guadarrama - Parque Coimbra 1La pasarela que unirá Parque Coimbra y Parque Guadarrama, situados a ambos márgenes del Arroyo de El Soto, estará finalizada el 31 de enero, fecha a partir de la cual, ambos vecindarios estarán finalmente unidos por un puente peatonal de 108 metros de longitud por el que podrá cruzarse caminando o en bicicleta.


La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, visitó la obra de esta construcción, que no está habilitada para el tráfico rodado, y cuyo presupuesto inicial fue de 491.594 euros, si bien fue adjudicado a la empresa Trauxia S.A. por la cantidad de 298.397 euros en procedimiento abierto de contratación.


La alcaldesa destacó el logro histórico que supone la construcción de la pasarela, una obra que atiende las reclamaciones de los vecinos, que se han sentido desatendidos durante años, así como el esfuerzo realizado por observar un escrupuloso respeto por el entorno, con unas exigencias de sostenibilidad de los materiales muy altas y unas condiciones de trabajo condicionadas por los tiempos de anidación de las aves del parque natural que abrían un periodo de ejecución de apenas 4 meses.


La pasarela está formada por un tablero que es una celosía tipo Warren continua de madera de pino silvestre laminada, y se compone de cuatro vanos de 24-30-30-24 metros de un ancho libre de paso de 2 x 2,72 metros (ancho x alto).


El tablero se apoya mediante neoprenos sobre pilas y estribos. Las pilas prefabricadas de hormigón están formadas por dos fustes octogonales independientes de 90 cm de doble apotema y la cimentación es profunda, mediante 12 micro-pilotes por pila de 18 metros de profundidad.


Camiones góndola que llegaron desde Santander con las enormes piezas de madera la semana pasada, atravesando Móstoles, descargaron los segmentos de la espectacular infraestructura que durante días ha ensamblado una grúa gigante.