La Concejalía de Medio Ambiente combate con endoterapia la plaga de galeruca que afecta a los olmos

Fecha de publicación:26/09/2018 0:00

  • El tratamiento se realiza inyectando los productos insecticidas directamente a los árboles, de manera que afecte solo a los insectos que los parasiten, evitando los tóxicos de la fumigación.

  • La plaga no supone riesgo para la población, al margen de las molestias que causa su presencia.



Arboles afectados 3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoArboles afectados 3La Concejalía de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria informa que este verano se ha producido en Móstoles, así como en toda la Comunidad de Madrid, una fuerte incidencia de la plaga de galeruca, una especie de escarabajo que todos los años afecta al follaje de los olmos.

Para hacerle frente, desde el mes de junio los servicios de mantenimiento de jardinería de Móstoles han venido tratando a todos los efectivos de olmo de las zonas verdes y el arbolado viario, e incluso también en numerosas zonas verdes privadas de uso público.

El tratamiento se ha realizado mediante endoterapia, inyectando los productos insecticidas directamente a los árboles, de manera que afecte solo a los insectos que los parasiten y evitando la toxicidad de la fumigación. El producto fitosanitario se conoce como avamectina, y afecta a las hojas de las que se alimenta el insecto, diezmando la plaga, que, en todo caso, no afecta a la salud de la población de ningún modo, salvo las molestias que causa su presencia.


Según la información de Medio Ambiente, se ha establecido este procedimiento de forma anual, siendo esta la primera temporada, para que en la medida de lo posible no vuelva a repetirse esta situación.


El año pasado la plaga afectó más a la zona sur de la ciudad, pero este verano se ha extendido por todo el municipio, así como en ciudades vecinas. Fuentes científicas manejan la hipótesis de que esta especie haya alargado la temporada de cría dando más generaciones por temporada, probablemente debido al aumento de las temperaturas. El calor afecta directamente a la rapidez de multiplicación de este coleóptero, que puede reproducirse hasta cuatro veces entre junio y octubre si hay altas temperaturas y falta de lluvias.


Cuando empieza el frío y las lluvias, el escarabajo desaparece de la vista, pero no de las casas. La galeruca puede encontrarse en grietas, edificios, cortezas de árboles o bajo el sueloEste enlace se abrirá en una ventana nueva, donde buscan refugio, y en primavera se alimentan de los brotes nuevos, dejando el esqueleto de la hoja intacto. En el momento actual estos insectos están buscando refugio en cualquier lugar que se le ofrezca, desde el terreno, corteza de los árboles a nuestros propios hogares y continuaran moviéndose hasta que bajen las temperaturas.


Dada la fase de su ciclo vital en la que se haya la plaga, los tratamientos insecticidas que se puedan aplicar en este momento no son eficientes, puesto que habría que fumigar toda la ciudad con insecticidas de contacto con los riesgos de toxicidad para los ciudadanos que ello implica.


El gran problema es que la plaga no remitirá totalmente mientras no se trate el 100% del arbolado. Por ese motivo la Concejalía de Medio Ambiente está tramitando un precio público para realizar los tratamientos a las comunidades y particulares que así lo deseen. Mientras tanto, también ofrece a los particulares el asesoramiento técnico que precisen, en cuanto a productos fitosanitarios recomendados y momento de aplicación, para el tratamiento de su arbolado.


El olmo (Ulmus pumilla) que hay en la ciudad, mayoritariamente, fue muy plantado en los años 70 y 80 por su gran resistencia y rápido crecimiento tanto en jardinería pública como privada. Además, produce gran cantidad de semillas que hacen que sea un árbol espontaneo muy abundante en zonas marginales y solares. Actualmente, esta especie ya no se está plantando en Móstoles, habiéndose sustituido por otras más acordes con el entorno urbano que no provoquen molestias.


Sin contar los que se encuentran en comunidades privadas, Móstoles tiene un total de 2.787 olmos públicos (1.826 en parques públicos, el 7,68 % del total de los árboles, y 961 en las calles, el 7,22 % del total del arbolado). Móstoles tiene 106.000 árboles de diferentes especies.


Las comunidades y los particulares pueden comunicar a la Concejalía de Medio Ambiente (Área de Parques y Jardines) su detección, a través del teléfono 91 664 76 32 o en la propia sede de la Concejalía (Calle Granada, 5). También, mediante el buzón del ciudadano o en las juntas de distrito.


Recomendaciones


Con el objetivo de tranquilizar a las vecinas y vecinos, así como despejar dudas, la Concejalía de Medio Ambiente hace públicas una serie de recomendaciones a seguir.


  • Revisar y vigilar periódicamente las grietas de las fachadas, el mobiliario de las terrazas, los toldos y las persianas y, si fuera necesario, desinsectar con un insecticida tradicional.
  • El uso de mosquiteras impedirán que penetren en las casas estos escarabajos, que se sienten más atraídos por las luces blancas que por las amarillas.
  • Colocar bajo la luz una vasija con agua y aceite, lo que atraerá a la galeruca y quedará atrapada.
  • En las comunidades, es necesario observar el arbolado y, si se detecta este tipo de insecto, aplicar insecticidas autorizados.


Ayuntamiento de Móstoles