Fecha de publicación:9/04/2019 0:00

Todas1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoTodas1Durante los días 3, 4, 5, 6 y 7 de abril, se ha celebrado en la ciudad de Guadalajara el Campeonato Nacional Base Individual de la Real Federación Española de Gimnasia.


Allí participaba el Club Mostoleño con nada menos que siete gimnastas, ya que este año todas las aspirantes a clasificarse lograron su plaza para el nacional. Repartidas entre las categorías Infantil, Cadete y Juvenil, las gimnastas del CGR Móstoles se dispusieron a mostrar todo el trabajo de esta temporada en la cita más esperada para ellas.


La competición comenzaba el jueves con Pastora Lillo, en la categoría Infantil año 2006, con el aparato mazas. La gimnasta, que ha realizado una buena temporada, consiguiendo subir al podio en todas sus competiciones, acudía a la cita con un gran ejercicio cargado de riesgo y fuerza, demostrando tanto sus cualidades corporales, como su maestría con las mazas. Pero un fallo técnico en el inicio de la música ha hecho que comenzará el ejercicio sin la concentración necesaria, no dejando mostrar todo el trabajo. Aun así, Pastora conseguía situarse en la plaza 33 de las 155 gimnastas participantes, un puesto con mucho mérito, teniendo en cuenta además que hubiera mejorado mucho de haber podido hacer el ejercicio a la perfección.


El viernes fue el turno de Adriana Alexie, que se estrenaba en un nacional, en categoría Juvenil, con cinta. Adriana tuvo que enfrentarse a los nervios que supone esta cita, y al añadido de ser la primera vez que competía en un nacional, y lo hizo bastante bien, defendiendo un bonito ejercicio de cinta muy expresivo. Aunque los nervios no la dejaron estar al 100%, la gimnasta ha podido vivir la experiencia de pisar el tapiz en un Campeonato de España, sólo llegar hasta ahí ya tiene un enorme mérito, fruto del trabajo y la constancia.


El sábado comenzaba la categoría cadete 2005, donde participaban Berta Velasco, Arantxa Garcia y Sofía Garcia. Berta, que viene realizando una temporada muy buena, situándose en los primeros puestos en todas sus competiciones, repitió un buen ejercicio de cinta, donde consigue que lo difícil parezca fácil, con una gran ejecución y expresión, lo cual la situaría en la quinta posición tras su actuación, tras haber competido ya 95 gimnastas. Poco más tarde fue el turno de Arantxa, que ha tenido que enfrentarse a una temporada difícil tras sufrir una lesión de rodilla, que no la ha dejado estar al 100% durante estos meses; aun así, la experiencia de 7 nacionales a sus espaldas, le sirvieron para sacar adelante un difícil ejercicio de cinta, con mucha fuerza y expresión, demostrando su facilidad para el manejo del aparato. Arantxa, a pesar de tener un pequeño enganchón con la cinta al inicio del ejercicio, lo remontó de maravilla hasta el final, consiguiendo finalizar en la décimo séptima posición de entre las 147 gimnastas participantes, a tan sólo un punto del podio. Por último fue el turno de Sofía, que ha demostrado una evolución exponencial en los últimos meses de trabajo, consiguiendo sacar adelante un ejercicio muy correcto y mejorando enormemente su ejecución, tuvo mala suerte y, a pesar del buen entrenamiento previo que realizó, y la templanza con la que salió a la pista, un par de fallos inesperados no le dejaron hacer el ejercicio al que nos tiene acostumbradas.


Al terminar la categoría cadete 2005, con sus nada menos que 147 participantes, Berta Velasco finalizaba la competición en la 6ª posición, a tan sólo 3 décimas del podio, consiguiendo diploma Nacional.


El domingo, para finalizar, fue el turno de las cadetes 2004, Ariadna Salazar y Rocío Isabel. Ariadna, que prácticamente abría el pabellón a primera hora de la mañana, se estrenaba en un nacional individual con su ejercicio de cinta. La gimnasta supo superar sus nervios, y mostrar el gran trabajo que realiza diariamente, realizando un ejercicio muy bueno, con una gran ejecución a nivel corporal mostrando las grandes cualidades que tiene. A continuación fue el turno de Rocío, que repetía experiencia en un Campeonato de España, esta vez con un difícil ejercicio de cinta, cargado de riesgo y muy dinámico. Rocío arrancaba el entero con mucha fuerza y seguridad, aunque una mala trayectoria en un riesgo la desestabilizaba un poco, provocando algunas imprecisiones en la segunda mitad del ejercicio.