Fecha de publicación:14/10/2021 0:00

  • Los 34 millones que tendrá que pagar la Comunidad de Madrid a OHL por las obras inacabadas del tren de Móstoles a Navalcarnero podrían servir para hacer una reforma integral en los 37 colegios públicos de Móstoles, asfaltar más de dos veces todas las calles del municipio o crear 45 nuevas áreas verdes de 5.000 m2 de extensión.

destacada obras tren Navalcarnerodestacada obras tren NavalcarneroEl Gobierno de Móstoles, formado por PSOE y Podemos, lamenta que vuelvan a ser los ciudadanos los que paguen las consecuencias de las presuntas corruptelas del Partido Popular. Serán los ciudadanos, con sus impuestos, los que hagan frente a los 34 millones de euros que el fallo judicial obliga a la Comunidad de Madrid a devolver a OHL por las obras inacabadas del tren de Móstoles a Navalcarnero.


"Una vez más, serán los madrileños los que paguen la desidia y la mala gestión del Partido Popular por uno de sus megaproyectos investigado por presunta corrupción- asegura la Alcaldesa, Noelia Posse-. El expresidente del PP de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está imputado por haberse embolsado presuntamente de modo irregular 2,5 millones de euros con esta adjudicación y ahora los ciudadanos tenemos que pagar la factura sin ni siquiera haberse finalizado la infraestructura. 34 millones de penalización judicial que acabarán tirados a la basura en lugar de ir destinados a cubrir las necesidades de nuestras vecinas y vecinos. Un dinero que serviría para hacer una reforma integral en los 37 colegios públicos de Móstoles, asfaltar más de dos veces todas las calles del municipio o crear 45 nuevas áreas verdes de 5.000 m2 de extensión.


El proyecto, que pretendía unir Móstoles y Navalcarnero por tren, iba a mejorar las comunicaciones de Parque Coimbra con el centro de la ciudad y a establecer una conexión ferroviaria con la Plataforma Logística Puerta del Atlántico (otro megaproyecto fracasado del PP). El contrato que incluía el soterramiento de 3 kilómetros de vía, fue firmado durante el Gobierno de Esperanza Aguirre con el apoyo y la aprobación del exalcalde imputado y procesado, Esteban Parro, del que la Portavoz del PP, Mirina Cortés era la mano derecha.


La paralización de las obras en 2010 dejó perforada y abierta en canal la ciudad durante años, con graves perjuicios para las vecinas y vecinos y generando grandes pérdidas económicas en el comercio y la hostelería local.


Para el Gobierno Local, la penalización judicial aleja aún más la posibilidad de finalización del proyecto. La Alcaldesa lleva años pidiendo que se reanude en beneficio de las mostoleñas y mostoleños y denunciando las carencias de la red de transporte público en la ciudad. "La falta de inversiones regionales de la Comunidad de Madrid en Móstoles es alarmante- asegura-. La Presidenta Ayuso sigue ignorando al segundo municipio más importante de la Comunidad de Madrid y a sus más de 210.000 habitantes. La Comunidad de Madrid no es solo el Ayuntamiento de Madrid. Nuestras vecinas y vecinos son tan madrileños como los que viven en la capital y tienen los mismos derechos a tener los mismos servicios públicos".