Fecha de publicación:16/06/2022 0:00

  • Con este Premio, el Ayuntamiento de Móstoles ve reconocida su labor a favor del medioambiente, y se pone en valor un proyecto realizado para mejorar nuestro entorno, la sostenibilidad, proteger el medioambiente y mejorar nuestra calidad de vida.



Escoba de Platino 4Escoba de Platino 4El proyecto "Móstoles Composta" del Ayuntamiento de Móstoles ha sido premiado con la Escoba de Platino que otorga la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (ATEGRUS), por la instalación y mantenimiento de diversas áreas de compostaje comunitario, formando a todos los participantes y haciendo un seguimiento de todo el proceso por parte de los técnicos municipales del área de Gestión de Residuos.


El galardón, enmarcado en la categoría de municipios de más de 100.000 y menos de 250.000 habitantes, lo ha recibido la Alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, acompañada por la Concejala de Empleo y Nuevas Tecnologías, y responsable del Área de Gestión de Residuos, Rebeca Prieto.


El programa de compostaje comunitario, pionero en la Comunidad de Madrid, es una apuesta por la sostenibilidad y el reciclaje del Ayuntamiento de Móstoles. Desde que arrancó en 2017, varios Ayuntamientos se han interesado por este proyecto en el que participan más de un centenar de familias voluntarias de la localidad.


Con este programa, el Gobierno de Móstoles, formado por PSOE y Podemos, busca hacer partícipe a la población y concienciar sobre la importancia de reutilizar los restos orgánicos que se generan en los domicilios. En este caso los restos orgánicos se destinan a producir abono cumpliendo con la normativa europea de reutilización y reciclaje de los residuos urbanos.


A través de "Móstoles Composta" la ciudad reduce gastos en la recogida y gestión de los residuos y los usuarios obtienen abono de forma gratuita.

Actualmente, Móstoles cuenta con 6 composteras, que se ubican en: la calle Río Tajuña, la calle Violeta, la calle Perseo con Rigel, la calle Río Segura con Río Duero, en Hermanos Pinzón y en la avenida de Carlos V con calle Desarrollo. Las instalaciones son modulares y cuentan con tres cajones de plástico reciclado, además de un cajón para restos de poda, que ocupan una extensión de 4 m2. Para facilitar el proceso a todos los usuarios, se han instalado además carteles explicativos sobre cómo realizar el proceso.

El compostaje es un proceso natural de descomposición de la materia orgánica muy sencillo que permite reciclar los residuos orgánicos - restos de cocina, restos de jardín, posos de café, etc.- y a la vez conseguir como producto final un fertilizante y regenerador del suelo de alta calidad como el compost. El abono generado en el proceso es distribuido entre los participantes y también utilizado en los jardines públicos de la ciudad.