Pleno al quince, un pasito más cerca. Crónica C.D. Móstoles URJC 2-1 D.A.V. Santa Ana

Fecha de publicación:8/04/2019 0:00

C.D. Móstoles URJC 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoC.D. Móstoles URJC 1Información en http://www.cdmostoles.com/pnfg/NPcd/NFG_VerNoticia?cod_primaria=3000181&cod_noticia=39611Este enlace se abrirá en una ventana nueva: Con más sufrimiento del esperado, pero con la exactitud y la solidez de siempre, el Móstoles volvió a ganar. Y ya van seis victorias seguidas. La cuenta asciende hasta quince si se cuentan las jornadas que encadena el cuadro azulón sin conocer la derrota. Esta vez, tras mostrarse ampliamente superior durante 80 minutos y sufrir un poco más durante el tramo final, batió al Deportivo Santa Ana por 2-1 con un gol en propia puerta de Raúl Aguilar y otro de Theo Iosifidis. Tres puntos más que sumar al zurrón y que dejan el billete matemático para los ‘playoffs’ a tres victorias de distancia.


Difícilmente pudo haber empezado mejor la cosa. Cuando el viento viene a favor, apenas es necesario un pequeño soplido para que la corriente haga el resto. Exactamente eso le ocurrió al Móstoles, que simplemente necesitó un centro al área de Chupe para que la fortuna pusiera el duelo de cara habiéndose jugado escasos cinco minutos. El extremo azulón puso el balón en diagonal hacia el área desde la izquierda, y prácticamente desde la frontal, en su intento por despejar de cabeza, Raúl Aguilar mandó el cuero directamente hacia su propia portería con una parábola imposible para su guardameta. Con una ventaja tan temprana en el marcador (1-0), todo fue más sencillo para los hombres de Salva Ballesta. El primer acto se convirtió en un absoluto monólogo local, con un indiscutible control territorial y futbolístico al que, de hecho, sólo faltó un gol más. Anduvo muy cerca de conseguirlo y firmar el doblete Chupe –el mejor y más activo hasta el descanso-, pero no logró por muy poco cabecear a portería un gran servicio de Morato. Por parte del Santa Ana, no hubo más noticia que un par de tiros mansos que acunó fácilmente Aitor.



Quiso cambiarle la cara al encuentro el cuadro visitante tras la reanudación. Dio un par de pasos al frente y salió con otras intenciones, teniendo más balón y buscando el área rival con mayor determinación. Pero no le dejó el Móstoles, que volvió a golpear con puntualidad transcurridos un puñado de minutos del segundo acto. Recuperó Fran Montavez en zona central, Álex Alonso se desplegó como un relámpago por la banda, y Theo se marchó al área con el fusil cargado. La jugada fue de manual, con tres pases, el último de ellos un fantástico envío raso de Álex al punto de penalti, y una finalización soberbia del ‘pichichi’ del equipo. Facturó Theo Iosifidis el 2-0 con un violentísimo zurdazo que se estrelló en el larguero y terminó descansando en el fondo de las mallas. Octavo gol del curso para el ariete chipriota, que bien pudo haber hecho alguno más. Y es que tras ese segundo tanto, los azulones jugaron casi a placer. Con un fútbol muy vertical y lleno de sentido, el cuadro mostoleño se plantó ante la portería más de una vez con mucho peligro. Las tuvo para sentenciar de prácticamente todos los colores, pero la persiana se bajó y el partido se acabó complicando.



Ni mucho menos daba sensación de que los renglones se pudieran torcer. El dominio local era absoluto, y las ocasiones no paraban de llegar. Rozó la sentencia primero Fran Montavez con un precioso disparo con rosca que lamió la escuadra. Luego acariciaron el doblete personal Chupe y Theo en una misma jugada, pero el primero mandó el balón al poste, y el ‘9’ se topó en el rechace con una gran parada de Iván Oviedo. Para terminar, dispuso de otra más el propio Theo tras una fantástica maniobra dentro del área, pero disparó muy centrado. Así, cuando quedaban 10 minutos para la conclusión y el Móstoles andaba jugueteando con el tercero, merodeando el área visitante, un fulgurante contragolpe dio vida al Deportivo Santa Ana. Lo condujo a las mil maravillas Álvaro Portero, que midió los tiempos a la perfección para cambiar el balón de banda y dejar a Saballs sólo ante Aitor. El arquero azulón quiso anticiparse al control, salió de sus dominios, pero perdió la partida ante el atacante visitante, que lo hizo de maravilla para controlar, ganar el mano a mano elevando el balón y empujarla a placer.


El 2-1 sembró la incertidumbre en El Soto durante un tramo final que, si bien no pudo dominar por completo el C.D. Móstoles URJC, no ofreció afortunadamente más sustos. El Santa Ana se estiró con más corazón que ideas, y los azulones pusieron el candado a la victoria, la sexta consecutiva. De esta guisa, el cuadro mostoleño se afianza en la 4ª posición de la clasificación, alcanza ya los 61 puntos, mantiene los 8 puntos de renta sobre el Rayo Vallecano ‘B’ (5º) -ya único perseguidor con opciones- y para rematar, recorta al mínimo la desventaja con el Alcobendas Sport (3º), del que ya sólo separa 1 punto. Por delante restan seis jornadas, un empujón final de aúpa que las huestes de Salva Ballesta arrancarán el sábado (16:00h) visitando el Estadio Municipal El Val, un escenario de altura donde esperará la R.S.D. Alcalá.




Ayuntamiento de Móstoles