Fecha de publicación:4/04/2019 0:00

C.D. Móstoles URJC BImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoC.D. Móstoles URJC BInformación y crónica del encuentro en http://www.cdmostoles.com/pnfg/NPcd/NFG_VerNoticia?cod_primaria=3000181&cod_noticia=39592Este enlace se abrirá en una ventana nueva. Empate sobre la bocina. El Móstoles ‘B’ salvó un punto sobre la bocina ante el Real Aranjuez (1-1) en un partido que, pese al postrero gol, dejó un regusto amargo. Los de Víctor González cuajaron una gran primera mitad, superando con claridad a su rival, pero de nuevo no encontraron el primer gol y terminaron encajando un 0-1 que puso el partido muy cuesta arriba. No se rindió, en cualquier caso, el filial, que rescató un puntito que puede valer mucho a final de temporada.


El encuentro fue similar al de la semana anterior ante Colonia Moscardó, con unos primeros 45 minutos dominados de cabo a rabo por el Móstoles, que ofreció una de sus mejores versiones de la temporada. Costaba encontrar huecos en la defensa de un rival replegado ante el acoso azulón, pero eso también permitió que la zaga mostoleña viviese muy tranquila durante toda la primera parte. Pese al buen ejercicio defensivo del Aranjuez, los de Víctor González tuvieron oportunidades para adelantarse en el marcador, las más claras en las botas de Aitor Lora, Cristian y Ali. Faltó culminar, pero eso no empañó la sensación de que el Móstoles estaba jugando a altísimo nivel y que el gol llegaría tarde o temprano.

Sin embargo, también como en la jornada anterior, fue el rival quien se adelantó. Esta vez justo después del descanso. Fue un golazo que nació de una acción algo desafortunada. En un contraataque tras un córner, Luis Carlos y Borja Mozo chocaron en la lucha por un balón que terminó rechazado a 35 metros de distancia de la portería. Aprovechando que el portero estaba adelantado, Ismael Guzmán la enganchó de volea según venía para hacer el 0-1. Costaba creer que el marcador reflejase ese resultado, pero así era. El Aranjuez supo aguantar el chaparrón y aprovechó la primera ocasión que se le presentó. Le tocaba remar contracorriente al Móstoles, que acusó el golpe.


Anduvieron algo perdidos los de Víctor González en el cuarto de hora posterior al 0-1, pero reaccionaron con una buena media hora final. Sin la claridad de la primera parte, con más dificultad para crear ocasiones, pero el Móstoles ‘B’ no dejó de intentarlo. A por todas, duplicando la apuesta ofensiva con la entrada de un delantero por un defensa, la insistencia acabó teniendo premio en el 90’. Falta lateral rechazada, balón colgado de nuevo al corazón del área y Dani Cid remataba a gol.

El partido se volvió entonces loco, y los minutos de descuento fueron un ida y vuelta constante en el que pudo haber pasado cualquier cosa. La última jugada del partido fue un contraataque dirigido por Salmerón que prometía pero acabó en nada por la intervención de la defensa visitante.


Así las cosas, fue un empate agridulce ante un rival poderoso pero que se mostró inferior, especialmente en la primera parte. El punto sabe a poco pero sirve para que los puestos de ascenso se queden a siete puntos. Restando aún ocho jornadas para el final, a nadie del equipo de Víctor González se le ha pasado siquiera por la cabeza tirar la toalla. Quedan muchos puntos y el Móstoles ‘B’, que se sigue encontrando muy bien a nivel de juego y sensaciones, lo va a intentar hasta el final.