Fecha de publicación:1/04/2019 0:00

C.D. Móstoles URJC 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoC.D. Móstoles URJC 1Crónica del encuentro en http://www.cdmostoles.com/pnfg/NPcd/NFG_VerNoticia?cod_primaria=3000181&cod_noticia=39561Este enlace se abrirá en una ventana nueva: Paso de gigante en la batalla por los ‘playoffs’ del C.D. Móstoles URJC, que sumó este domingo su quinta victoria consecutiva imponiéndose por la mínima (0-1) a la A.D. Alcorcón ‘B’. Un tempranero y solitario gol de José Morato, encargado de transformar con frialdad un claro penalti cometido sobre Theo Iosifidis, valió para certificar en el Anexo de Santo Domingo tres puntos de oro. Un triunfo que afianza a los azulones en la 4ª posición de la tabla y permite aumentar el margen sobre los perseguidores más inmediatos –ahora el Rayo Vallecano ‘B’ (5º)y el C.D. San Fernando (6º)- hasta los 8 puntos.

Cocinó la victoria en un visto y no visto el Móstoles esta vez. Apenas un cuarto de hora y una bonita combinación necesitaron los hombres de Salva Ballesta para acertar en la diana. Sin que hubiera ocurrido gran cosa previamente, más allá de un duro disparo de Morato bien repelido por Carlos Mena, un bonito pase con el exterior de Fran Montavez para el desmarque de Theo agrietó el sistema defensivo alfarero. El ariete chipriota se encargó de sacar todo el jugo al envío y, con un gran movimiento con el cuerpo, se ganó el espacio, le comió la tostada al central y le forzó a derribarlo casi en el área pequeña. Penalti bastante claro que no hizo titubear a José Morato. Ni siquiera la inestabilidad del terreno en el punto de castigo, que le obligó a recolocar el balón varias veces, descentró al mediocentro azulón. Carrera pausada hacia el balón, golpeo con el interior de la diestra, y balón raso al fondo de las redes, prácticamente besando la cepa del palo derecho, para poner el 0-1 en el marcador. Un paso que, para casi cualquier otro equipo, no habría dejado de ser evidentemente importante, pero que para los mostoleños suponía algo más.


Imbatido desde hace más de un mes –el Rayo Vallecano ‘B’ le marcó el 24 de febrero su último gol en contra-, un tanto de ventaja suponía un enorme paso hacia la victoria para el Móstoles. Y no es ninguna exageración, ni siquiera un tópico. Hoy por hoy, sumar un muesca en el revólver ante Aitor y su defensa se antoja poco más o menos que misión imposible –ha concedido sólo 2 goles en todo 2019-, y hoy el Alcorcón ‘B’ pudo experimentarlo en sus propias carnes. Ni siquiera el hecho de disponer de todo el tiempo del mundo, pues tras el gol de Morato aún restaba hora y media de juego, le sirvió de nada al filial alfarero. Con el botín a buen recaudo y el marcador favorable, la escuadra azulona levantó el dique de contención. Y como siempre, fue infranqueable. Lo intentó de una y mil maneras el conjunto alcorconero, cierto es. Especialmente por medio de su capitán Losada, protagonista de la oportunidad más clara de todo el choque –un zambombazo lejano que se envenenó y se estrelló con violencia en el travesaño-, los pupilos de Dani Guindos no cejaron en su empeño hasta el pitido final.


Sufrió más que otros días el Móstoles esta vez. Tan serio como siempre en la retaguardia, quizás le faltó un poco de profundidad en esta ocasión. Más allá de la incansable pelea de Theo, que no paró de partirse la cara en inferioridad con los centrales rivales, no intimidaron prácticamente nada más al margen del gol los hombres de Salva Ballesta. Eso, con el paso de los minutos, acabó permitiendo soltarse la melena con el discurrir de los minutos al Alcorcón ‘B’, que acabó embotellando a los azulones en el tramo final del encuentro. Pudo despreocuparse –relativamente, como se sobreentiende- de la defensa el filial amarillo, que puso toda la carne en el asador durante el cuarto de hora final en busca del empate. Principalmente a balón parado, el conjunto alfarero llegó a generar hasta tres ocasiones muy peligrosas. La mejor de ellas, en la que más de uno llegó a cantar el gol, tuvo que abortarla Juancar con la cabeza sobre la mismísima línea. En una acción embarrullada en el área con varios testarazos de por medio, el lateral apareció al límite para salvar a Aitor y compañía. Hoy por ti, mañana por mí. Así funciona la extraordinaria zaga azulona, un soberbio modelo de solidaridad y coordinación que, semana tras semana, se convierte en un muro de granito.


Así las cosas, el Alcorcón ‘B’ se quedó a las puertas y tampoco logró trepar por la muralla. El frontón azulón repelió todas y cada una de las embestidas, y los tres puntos, muy sufridos y peleados, acabaron viajando a tierras mostoleñas. Un botín fabuloso que permite al C.D. Móstoles URJC coronar un mes impecable –pleno de puntos (15)- y afianzarse en la 4ª posición de la tabla, ya con 58 puntos. Por detrás, un poco más lejos que hace siete días, aparecen ya solamente Rayo Vallecano ‘B’ y C.D. San Fernando, ambos con 50 puntos. A siete jornadas para llegar a la meta, los ‘playoffs’ empiezan a acercarse a El Soto. Sólo queda el remate final.