Fecha de publicación:9/04/2019 0:00



CD Inter MóstolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCD Inter MóstolesMañana soleada pero fría y de máxima expectación en los campos de fútbol Ernesto Cotorruelo, donde se enfrentaban los dos primeros clasificados, de ahí la importancia del choque.


Al verde saltaban los dos equipos y ya desde el inicio se pudo comprobar que el INTER venía con un objetivo claro que no era otro que llevarse los tres puntos.


Empezaba el partido y los nuestros salieron a buscar el balón, a dominar el juego terrenal y a plantarse en las inmediaciones del área rival, creando en los primeros minutos varias ocasiones de gol, y metido de lleno en la lucha por el liderato.


El INTER se hacia con la pelota, jugándola con velocidad y mucho criterio, donde el lider se defendia como podía tratando de no conceder ocasiones de disparo.


El equipo dominaba el juego y las ocasiones, al borde del descanso de este trepidante duelo, los nuestros recuperan un balón en zona de tres cuartos y CHIKI quien no lo dudó dos veces se saca un tremendo disparo que se cuela por la escuadra, haciendo inútil la estirada del portero rival (0-1).


Después de esta delicia para el espectador, y saboreando el haber conseguido adelantarnos en el marcador, en una jugada por banda izquierda el rival consigue empatar (1-1) cayendo como un jarro de agua fría para los nuestros, llegando al final de los primeros cuarenta y cinco minutos.


El segundo acto se desarrolla por los mismos derroteros que el primero, con un INTER aún más intenso, queriendo jugar pero consciente de que no se podían cometer errores.


El guion del partido para el CDE Ursaria cambia en el minuto 55’, al quedarse con diez hombres, expulsión por doble cartulina amarilla, que iva a permitirnos dominar sin excesivos alardes y elaborando con mimo cada jugada en búsqueda de la victoria.


El modo conservador del equipo local tuvo su premio y vaya premio, al borde del pitido final un balón al área es rematado por el rival colocando el (2-1) en el marcador.


Sin tiempo para coger aire o de asimilar el tanto encajado y que no reflejaba justicia por lo visto desde el inicio del encuentro, y como el fútbol no responde a leyes físicas ni matemáticas lo mejor estaba por llegar.


Era la última ocasión para los nuestros, golpe franco escorado en la frontal del área, en la que CHIKI se saca un zurdazo que se cuela por la escuadra derecha del marco, quitando las telarañas y desatando el delirio en el graderio de toda la afición celebrando el (2-2) final.


Así es el fútbol, reparto de puntos, y un resultado que mantiene vigente la gran dinámica de este INTER, un empate que sabe a victoria y nos permite seguir durmiendo en lo más alto de la clasificación.