Fecha de publicación:30/10/2017 0:00

desfile neuroblastoma 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Fundación Neuroblastoma, con la colaboración del Ayuntamiento de Móstoles, entre otras entidades, ha celebrado este sábado diversas actividades en la Plaza de España para informar y concienciar sobre la situación de los niños afectados con neuroblastoma, así como para dar a conocer los objetivos que lleva a cabo esta Fundación. El plato fuerte fue un desfile a cargo de la saga de personajes de la `Guerra de las Galaxias´ por las calles céntricas del municipio. Además, se organizaron actuaciones en directo, talleres infantiles, manualidades, meriendas y una rifa, entre otras actividades. El evento contó con la asistencia de la concejala de Igualdad, Sanidad y Mayores, Ana María Rodrigo.

El neuroblastoma es un cáncer poco común del sistema nervioso simpático – la red nerviosa que envía los mensajes desde el cerebro a través del cuerpo. Es el tumor más frecuente durante los 2 primeros años de vida y, después de los tumores del sistema nervioso central como conjunto, el tumor sólido más frecuente del niño. En total representa el 8-10% de los tumores pediátricos. Su incidencia estimada es de 1 de cada 100.000 recién nacidos vivos, lo que en España supone unos 100 casos al año.

Afecta principalmente a niños menores de 4 años y es el tumor sólido más frecuente en lactantes. Desde el punto de vista histológico, el neuroblastoma deriva de las células de la cresta neural que emigran en el embrión para formar los ganglios simpáticos y la médula suprarrenal. Puede tener, por tanto, diferentes localizaciones anatómicas, así como características clínicas muy variadas. Se ha observado que la mayoría de tumores primarios se localizan en el abdomen (65%) pero es frecuente también que aparezcan en el cuello, el tórax y la pelvis.

La Fundación Neuroblastoma, sin ánimo de lucro, nace en 2016, creada por los padres de Marta Pascual, una niña con neuroblastoma, que murió en 2011, luchadora, fuerte, alegre y generosa. La Fundación nació con la vocación de ser útil a todos los padres de niños que padezcan la enfermedad y al mismo tiempo aglutinar esfuerzos de todas las familias para que la enfermedad tenga cura en todos los casos el día de mañana. El ejemplo, la perseverancia y la sonrisa de todos los niños que como Marta padecieron la enfermedad impulsa las iniciativas dirigidas a mejorar el pronóstico de los niños que se diagnostiquen en el futuro.