Mónica Rubiños Barca

"20 Rosas"

Del 2 al 28 de marzo de 2018

Inauguración: 2 de marzo - 18.00 horas


Organizada en el marco del programa expositivo de la Concejalía de Cultura, Bienestar y Vivienda, la muestra plasma la obra de esta mostoleña, que fue alumna del Instituto Benjamín Rúa y estudió Ciencias de la Salud, además de diversos cursos en las universidades de California, Edimburgo, Pensilvania o Yale.


Sus inicios en el mundo del arte comenzaron a los 8 años cuando empezó a asistir a clases extraescolares de pintura. "Ese mismo año me apuntaron a un concurso de arte quedando en 1er puesto. Los dos años siguientes en 3er puesto cada uno. A la edad de 14 años, me diagnosticaron una enfermedad neuromuscular autoinmune, Miastenia Gravis, por lo que mi vida artística y mi aprendizaje quedaron en suspenso. Aun así, he continuado autoformándome en el arte y en la fotografía, puesto que decidí formarme por mi cuenta y a mi ritmo", explica.


"Mi evolución artística se traslada desde el óleo de mis inicios a la acuarela y el acrílico, pasando por los pasteles. Desde hace cuatro años hasta la fecha, mis conocimientos artísticos en cuanto a la pintura los he compaginado con la fotografía, formándome así en Photoshop, iluminación, uso de réflex, etc. A día de hoy combino ambas cosas", añade..


Sobre la exposición, explica que "hace años me puse como meta, luchar contra un muro, el de la sanidad, el de la dignidad de los enfermos. Ahora voy más allá y me planto frente a dos muros, el de la sanidad y el de la igualdad de género. A día de hoy, aunque las mujeres tienen mucho camino recorrido y unas cuantas batallas ganadas, todavía falta mucho por demostrar".

"Vivimos en una sociedad desigual donde los estigmas del género femenino se multiplican aún más cuando se intenta poner sobre la mesa la equidad. Me dispongo a cambiar de perspectiva sin cambiar de visión, me dispongo a crear un proyecto donde mi ambición supera mis metas, donde la fuerza de grupo se convierte en una voz que se escucha más alto. Donde hay mujeres que intentan lidiar con las imposiciones estereotipadas que conlleva la desigualdad mientras se le suma la carga de una enfermedad. Una rosa roja es el único acompañamiento tras este mural de imágenes profundas. Mi pretensión no es otra que mantenerme fiel a mis ideales y en mi línea de luchar por una vida digna con una enfermedad a la espalda, le sumo otra pequeña guerra más, pero en este caso no soy yo la única guerrera, somos un ejército de 20 amazonas, 20 perfectas luchadoras, 20 historias que no dejarán indiferente a nadie, somos 20 ROSAS", añade.


foto expo MÓNICA RUBIÑOSfoto expo MÓNICA RUBIÑOS