NOEMÍ BARRERA

FOTOGRAFÍA

" Visiones de España"

Del 10 de junio al 11 de julio




Mi pasión por la fotografía se remonta a mi niñez, a tiempos en los que mi querida abuela paterna me enseñaba con dulzura un resumen de su vida en imágenes. La sencilla y pequeña caja de latón, escondía en su interior antiguas fotografías de mis bisabuelos, de mis abuelos y de mi padre y tías, una vida plasmada en color sepia y monocromo. Mi curiosidad me impulsaba a realizar miles de preguntas sobre las fotografías a mi querida abuela que siempre me las contestaba con una sonrisa.

Según fui creciendo, seguía mirando un día tras otro aquellas fotografías de finales del siglo XIX, leyendo sus dedicatorias e investigando la técnica usada.

Con 16 años comencé con la fotografía analógica, disponía de todo lo necesario para poder iniciar mi andadura en este mundo, no necesitaba una cámara, ni un carrete, sino que comencé con una sencilla caja de zapatos pintada de negro y con un agujero para dejar entrar la luz, la conocida “cámara oscura”, esa fue mi primera cámara, pese a que mis padres siempre han tenido cámaras maravillosas en casa.

Lo que hizo centrarme más en el mundo de la fotografía fue la muerte de mi querida abuela, ya que fue ella la que me inculcó esta pasión que siento, la que me hizo admirar un simple trozo de papel montado en un cartón con una imagen de unos desconocidos, que en realidad eran mis bisabuelos. A ella le debo que yo sea lo que soy hoy en día respecto a la fotografía.

La razón de esta exposición es mostrar una mínima muestra de lo que es mi vida a través de un visor, de lo que han visto mis ojos y de lo que ha sentido mi corazón. Algunas fotografías están realizadas en momentos en los que tenía los ojos abnegados en lágrimas, otras en cambio en momentos en las que estaba en un momento de paz, por eso para mi, todas son importantes, porque describen cómo soy y como siento.

Mis fotografías tienen un aire artístico, mi esencia se nota en ellas, puesto que a parte de fotógrafa, también soy licenciada en historia del arte, por lo que unifico mis dos pasiones en un solo arte.


Le quiero dedicar ésta exposición a mi añorada abuela, la que me hizo admirar este arte perpetuo, un arte que hace que podamos conocer a personas que no hemos podido conocer, sonreír al ver a personas que ya no están a nuestro lado, y sobre todo…un arte que nos hace rememorar momentos efímeros que nunca más volveremos a disfrutar, pero que siguen guardados en lo más profundo de nuestro corazón.





imagen    imagen




imagen