Fecha de publicación:2/04/2019 0:00

Nueva victoria del ASD Móstoles en la jornada 13 frente al E.F. Mentema Boadilla, encadenando varias jornadas consecutivas sin conocer la derrota, como consecuencia de la evidente mejora en el juego del equipo a todos los niveles. Sin embargo, en este encuentro hemos asistido a una realidad que define también a los grandes equipos: sin exhibir el mejor fútbol, también se puede ganar.


Efectivamente, no fue el mejor día del ASD Móstoles en cuanto al nivel de juego, sobre todo teniendo en cuenta la gran calidad a la que nos tiene acostumbrados en las últimas jornadas. No obstante, pese a ello y a las importantes bajas en el equipo para este encuentro, el ASD Móstoles supo asentarse en el terreno y aprovechar sus oportunidades, y sobre todo no dejó de luchar en ningún momento durante un partido muy difícil, y frente a un rival muy correoso que nunca dejó de luchar y que mantuvo sus opciones hasta el último momento.


El ASD Móstoles aplicó una nueva fórmula de intercambio de porteros, con la que pudimos ver que los chavales pueden jugar en cualquier posición con solvencia, y demostrando que el aprendizaje y el disfrute siguen siendo las insignias y banderas de este equipo. Además, la fortuna también ayudó un poco en esta jornada para que finalmente el ASD Móstoles se hiciera con la victoria por la mínima (4-3), fortuna que, por otro lado, siempre suele acompañar a los equipos grandes que se esfuerzan al máximo.