Coincidiendo con el baile  quincenal de los mayores de Móstoles que se  celebra en los salones Copacabana, se conmemoró la fiesta de San Isidro con la degustación de rosquillas “tontas y listas” y la interpretación de piezas musicales por la Asociación Castiza de Madrid en Móstoles.